Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alonso Curiel escriba una noticia?

Crítica de "Voy a pasármelo bien": Inyeccion de alegría con la Comedia Musical de los Hombres G

26/08/2022 05:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se estrena esta coproducción Hispano-Mexicana que es un homenaje al grupo de pop Hombres G y una mirada nostálgica a toda una época

 

Como el personaje protagonista de este musical titulado Voy a pasármelo bien, e incluso como el director español de la película David Serrano, yo también tenía 13 años en el año 1989 y cursaba octavo de EGB, el último curso de ese mítico y obligatorio plan de estudios, del que pasabas después a BUP o a FP o te ponías a trabajar. Y yo también, incluso, como los personajes de esta cinta, adoraba la música del grupo pop español Hombres G, quería disfrutar de las cosas que disfrutaban los mayores, acudía a las fiestas en casas de algunos amigos en las que probábamos las primeras bebidas alcohólicas y fumábamos nuestros primeros pitillos, y sobre todo, quería conocer muchas chicas, y besarlas, y enamorarme por primera vez con el corazón en la mano, porque la primera vez es siempre la más pura, sin escudos de ningún tipo. Todos mis amigos y yo estábamos locos por probar todo eso, por comenzar a vivir y por sentir cierta independencia, descubrir por nosotros mismos el mundo, y esto está reflejado perfectamente en esta nueva cinta del director David Serrano, experto guionista y cineasta en la comedia con cintas dirigidas como Días de FútbolDías de Cine Tenemos que hablar, como se encuentra también convenientemente reflejada toda una época, la de finales de aquellos inolvidables 80.

El film está narrado en dos espacios temporales. El del presente, en la actualidad, en el que David, el protagonista, un escritor desanimado que regenta una librería, recibe un mensaje de audio de Layla, una compañera de colegio de la que estuvo enamorado años atrás, en ese último año de EGB, y en el que le dice que estará en Valladolid una semana, ya que recogerá un premio en el Festival de Cine de la ciudad (SEMINCI) que homenajea su laureada carrera como directora de cine; y el de 1989, en el que el espectador es testigo de todo lo que vivió David junto a Layla y a sus inseparables amigos, con los cuales formaban la banda de los 'Pitu'.

Cuenta el director David Serrano que lo más le gusta, ya sea en el teatro (ha escrito el libreto del musical homenaje a Mecano Hoy no me puedo levantar, o la adaptación de la obra Billy Elliot) o en el cine, es el género musical. Ya convenció e hizo sonreír al espectador con sus cintas anteriores, con sus divertidas comedias bien escritas y con una destacable dirección de actores; por eso no es de extrañar que ahora, con su primer musical para el cine, con este homenaje a los míticos Hombres G y a toda una época y al género del musical, la propuesta que ofrece satisfaga también a un espectador que ansía un tipo de cine como este, que apuesta por la alegría, los buenos sentimientos, por un humor verdaderamente divertido, es decir, que siga los cánones clásicos del musical en unos tiempos fríos, oscuros, descreídos e histéricos como los que nos están tocando vivir o sufrir, y en el que casi todo el cine que se hace apuesta por la oscuridad en los temas y en los personajes.

Y a veces es recomendable disfrutar de una propuesta tan agradable y encantadora como divertida

Y es que Voy a pasármelo bien es una oportunidad para salir de la sala con una sonrisa, con buen humor, para pasar un rato muy divertido que logra que olvides todos los pesares, que hace recordar muchas cosas a los que han pasado ya de los 40 y que viven en un mundo muy diferente al de la década de los 80, en la que ni se imaginaba el alcance que iba a tener la tecnología en nuestras vidas ni la deshumanización en la que estamos inmersos.

¿Y qué ocurre con todos los espectadores menores de 40, es una cinta también para ellos? Claro que sí, porque se trata de un film que llega a todos los públicos por tener un guion bien trabajado que David Serrano coescribe esta vez con Luz Cipriota, por la sencillez precisa y brillante de su realización, por el apropiado y divertidísimo trabajo de sus actores y por la mano sabia de un director que sabe perfectamente el mecanismo de la comedia, de la comedia romántica y del musical, y además rodado en Valladolid, en mi ciudad, en la ciudad que crecí y que viví como estos personajes esos primeros escarceos vitales, un lugar en el que el cine no se ha fijado mucho, pero que se comprueba que es un sitio muy cinematográfico. Esta cinta de reencuentros se disfruta por su modestia y buenas intenciones y deja un buen sabor de boca, tanto que al final de la proyección todos los que estábamos en la sala, aplaudimos; asunto extraño del que muy pocas ocasiones he sido testigo.

El cine puede ser muchas cosas. Y a veces es recomendable disfrutar de una propuesta tan agradable y encantadora como divertida, tan limpia como cercana, tan amable como nostálgica, que apueste por la alegría y por ciertos momentos de emoción. Es una buena excusa de pasarse por el cine en este verano caluroso. Y hasta para cantar en la butaca, e incluso bailar, las canciones de Hombres G, este grupo que fue todo un acontecimiento musical y que tantos fans tienen en España Hispanoamérica, y que aún a día de hoy, porque siguen encima de los escenarios, hacen las delicias de sus viejos seguidores y de muchos otros nuevos.

Y es que Voy a pasármelo bien es una oportunidad para salir de la sala con una sonrisa, con buen humor

 

Por Jorge Alonso Curiel 


Sobre esta noticia

Autor:
Alonso Curiel (52 noticias)
Visitas:
5312
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.