Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Guicuare escriba una noticia?

Cuarta Parte: Democracia versus marxismo

14/09/2012 23:37

0 Ciertos intelectuales, algunos sobresalientes escritores, obvian los hechos negativos de los sistemas políticos marxistas, con el fin de apoyar las dictaduras de los tiempos actuales. ¿De qué les sirve una intelectualidad oscurantista?

0

https://encrypted-tbn3.google.com/images?q=tbn:ANd9GcQz4SEf275r6yg951pjOktSTzLeEE55IOhmw0VDVXuCJwsokGcsuQ

Lo que realmente se dio en la extinta URRS y en todos los países satelitales de “la cortina de hierro”, fueron Sistemas Políticos o Regímenes Gubernamentales, que nada tenían que ver con la democracia, ni mucho menos con el respeto a los derechos humanos más básicos. Regimenes opresivos y retrógrados, tiránicos, manifestando Estados omnipresentes, absolutistas, de los cuales ya Simón Bolívar nos había prevenido con muchísima anticipación: En el régimen absoluto, el poder autorizado no admite límites. La voluntad del déspota es la Ley Suprema, ejecutada arbitrariamente por los subalternos que participan de la opresión organizada en razón de la autoridad de que gozan”( Discurso de angostura, 15-feb-1819 ). Regimenes con planteamientos centralizados, en donde el “comunismo” ni siquiera dio muestras de asomo, dándose en la realidad práctica lo que se conoció como, “ Socialismo Real ”, dictadura del proletariado ” o “ colectivismo ”, una mezcla de “ capitalismo de estado ” con una “ burocracia autoritaria ”.

El partido comunista soviético sustituyó automáticamente a la clase obrera y al campesinado ruso, y se transformó hasta convertirse en sucesor de la clase explotadora a la cual aniquilaron como parte de un sistema monárquico zarista, conformado por latifundistas y terratenientes. Realmente esta seudo vanguardia de la clase obrera soviética (como igualmente se autodenominaba el “FSLN” en la Nicaragua de la década de los ochenta), heredó las características de la clase dominante a la que aniquiló y conforme pasó el tiempo, se erigió en una emergente cúpula u oligarquía marxista, ocupando y ejerciendo el mismo papel opresivo y anti pueblo de la clase que afirmaban adversar, pasando a tener las mismas características o naturaleza de la clase enemiga de la clase obrera. Si se dieron enjuiciamientos y persecuciones en contra de los asesinos y torturadores masivos hitlerianos, ¿por qué no se ha actuado de igual manera en contra de sus clones soviéticos o de otros jerarcas gubernamentales de izquierda en otras partes del mundo? El pueblo nicaragüense tuvo que sacrificar la vida de casi cincuenta mil jóvenes en un servicio militar obligatorio e inútil en la década de los ochenta, gracias a una guerra entre hermanos nicaragüenses que se pudo evitar, si la extinta Dirección Nacional del FSLN de la cual era parte el “comandante” Daniel Ortega, hubiese sido más flexible, pragmática y realista.

https://encrypted-tbn0.google.com/images?q=tbn:ANd9GcSbaILYh41Y3_Y_A1gOY_GJ71ooNZKooL3GqnnaH91yBA_hn8IA

En tiempos de la ex Dirección Nacional del original y desaparecido FSLN, cuyo eslogan fascista era, “ Dirección Nacional Ordene ”, argumentaba para efectos político-propagandísticos y de adoctrinamiento a sus bases, que el imperialismo yanqui le imponía al pueblo nicaragüense una guerra mediante el financiamiento de “los contras”, pero, no hay que obviar que estos eran tan nicaragüenses como los milicianos y militares del desaparecido “Ejército Popular Sandinista” o EPS, y que la sangre derramada por la intransigencia político-frentista era nicaragüense. Por tanto, dicha dirección frentista, como máxima instancia conductora de una mal gestada revolución, fue tanto o más responsable por las consecuencias desastrosas y de larguísimo plazo de dicha conflagración armada. Y para graficar esto de una manera más entendible, diré que, si yo tuviese como vecino a una persona con la cual tengo divergencias reales importantísimas, y que además de esto, este vecino cuenta con sobradísimo soporte económico, contactos y amistades con poder en el gobierno, y por si fuera poco, ufanándose de caminar armado; sería poco prudente e inteligente de mi parte, si yo tratase por todos los medios de provocarlo de tal forma que considerándome un enemigo cercano muy peligroso, contemplase la posibilidad de eliminarme. Así las cosas, yo estaría en desventaja ingente, con peligro de mi vida y la seguridad de mi familia. Si soy inteligente, trataría contrariamente, de llevarme lo mejor posible con tal vecino y no contrastar evidentemente contradicciones sino más bien coincidencias. En este razonamiento fue que falló la Ex Dirección Nacional del FSLN en la década tenebrosa de los ochenta.

También cabe incluir en esto de los partidos “vanguardias” de la clase obrera, el caso de China, que siendo oficialmente “comunista”, no llega ni siquiera a socialista. Otros países “comunistas” con partidos únicos poderosos como Corea del Norte, y, la infaltable Cuba, pueden ser incluidos dentro de toda esa sustitución engañosa, usurpadora y sucesora permanente del poder estatal dictatorial. Los gobiernos marxista conocidos han evitado el consenso y la legitimidad, a través de la consulta popular, no permitiendo otros partidos políticos, sindicatos independientes, ni mucho menos la verdadera libertad e igualdad, siendo estas, las causas por las cuales la historia deja ver cual fantasma, una extraña y tenebrosa doctrina y praxis política. Pero, nos alegra constatar que los pueblos del mundo, con tanta información por todos los medios, están adquiriendo conciencia de una realidad en la cual, ha campeado el engaño, la manipulación de ideales y el disfrazamiento con manejo de discursos populistas y demagógicos. El marxismo ha sido el engaño más grande que la mente humana ha tramado para adormecer a lo que sus ideólogos llaman apropiadamente, “ masas ”; y digo apropiadamente pues, realmente las masas no piensan, sino que actúan robóticamente “guiadas” por líderes oportunistas y que se relamen de placer ante el gozo de las mieles del poder irrestricto, absoluto y genocida.

El pueblo nicaragüense tuvo que sacrificar la vida de casi cincuenta mil jóvenes en un servicio militar obligatorio e inútil en la década de los ochenta

https://encrypted-tbn3.google.com/images?q=tbn:ANd9GcSyhMizHmRpA_tvmJwgBnxG44ft_ae_jB_ZfBzYbEVYN9IA552O

Según la Enciclopedia Wikipedia, lo que influenció a Marx y Engels fueron, “ la filosofía alemana de Hegel y de Feurbach, la economía política inglesa de Adam Smith y de David Ricardo, y el socialismo y comunismo francés de Saint-Simon y Babeuf respectivamente ”. Sin embargo, la ideología marxista fue ocupada como una cobertura que pretendía ocultar una praxis egoísta, autocrática y de gozo patológico e indeterminado del poder político-estatal, por tanto, no puede ni debe ser ya más nunca apoyada ni implementada. Toda esa oligarquía marxista-leninista-estalinista, “estrato burocrático privilegiado”, feroz, traidora a la clase obrera, tuvo dos causas relativas a la desviación práctico-ideológica: la primera, que la motivación central de asirse del poder político con los antes mencionados efectos antihumanos, permanecieron desde el inicio del batallar ideológico-marxista en el corazón del mismo Stalin; o la segunda, que en el trayecto de la lucha consolidativa del poder, los principios ideológicos iniciales, sufrieron una putrefacción que desembocó en la amarga experiencia del pueblo soviético y los pueblos europeos pisoteados bajo la bota imperialista rusa. ¡Ah! Pero nadie habló ni habla contrariamente del imperialismo soviético, ni tan siquiera lo catalogan como tal, pero bueno, podría pensarse que son escasos de cultura política e inmensamente proclives al mal, pero qué pensar de aquellos intelectuales que contando con el suficiente bagaje académico, igualmente permanecen no solamente impávidos ante los hechos destructores sociales, sino que además, lo apoyaron abierta y públicamente.

Cualquiera que haya sido, la esencia práctica del marxismo en la extinta URSS y en los países tras la desaparecida “ cortina de hierro ”, debe aleccionar a todos los pueblos del mundo, ante una ideología que teóricamente parecía luchar, beneficiar y proteger a la clase obrera de ese entonces; una praxis artera de políticos inescrupulosos de ese entonces y de la actualidad, maltratadores y deseosos de eternizarse en el poder a través de la vía despótica, incapaces de lidiar con el manejo correcto del poder, quienes valiéndose de un engañoso carisma y de una verborrea demagógico-populista , procedieron a enriquecerse de forma oportunistas y privilegiada, sojuzgar y masacrar a sus pueblos. Es hora que todos los pueblos del mundo rechacen el engaño marxista mutante de sus adeptos tenebrosos, expresado en este siglo a través del Socialismo del Siglo XXI , y que adquieran conciencia de la realidad subyacente de prepotencia, autoritarismo, injerencismo, caudillismo y maltrato social de esta praxis incipiente, anacrónica, retrógrada e inviable. No rechazar tanta adversidad ideológica y práctica dictatorial, denotaría a pueblos masoquistas , sociedades incapaces de asimilar las experiencias, o a naciones inmersas en una consuetudinaria incultura política . ¡No hay peor sordo que el que no quiere oír, ni peor ciego que el que no quiere ver!

Hasta cierto punto, es entendible que pueblos latinoamericanos con incultura política, hayan caído inocentemente en las redes del engaño ideológico de mutaciones e inspiraciones marxista de incipiente realidad teórica y práctica, novedosa hasta aquel entonces, pero, demostradamente demagógica, contraproducente y feroz en el presente; más no entendible que, “ intelectuales ” o “ hacedores de cultura ” con alto nivel cultural, como el de escritores, analistas, filósofos, cineastas, etc., sean manipulados y utilizados vergonzosamente para apoyar propósitos comprobadamente divorciados con el régimen que todos aceptamos como de valor básico, incuestionable e irrefutable: el de la democracia . Tal es el caso específico del apoyo de ciertos intelectuales de izquierda al régimen dictatorial y antihumano de Fidel Castro, quien a pesar de imponerse en el poder desde hace cincuenta y tres años en la isla de Cuba, parece no importarles tanta prepotencia castrista e irrespeto a los derechos humanos más básicos de este nación.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en