Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Mundo escriba una noticia?

Desarticulan bandas de asaltantes colombianos en México

27/08/2012 17:02

0 Los ciudadanos colombianos no son los únicos extranjeros que delinquen o han delinquido en México. Se conoce de la existencia de bandas de venezolanos, argentinos, guatemaltecos, hondureños, cubanos o de famosos delincuentes de diversos países de Europa

0

Sin embargo, 2012 ha marcado un hito en la actividad delictiva de los colombianos en México. De manera específica en la capital del país. La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que hasta este mes 117 ciudadanos extranjeros fueron detenidos por estar involucrados en la comisión de un ilícito.

De esos 117 extranjeros aprehendidos, 46 son de nacionalidad colombiana, es decir, 39.31 por ciento. De manera llana: de cada diez delitos cometidos por extranjeros casi cuatro fueron perpetrados por colombianos. Joyas, quizá están en Bogotá La gran mayoría de las joyas robadas en las decenas de asaltos a casas-habitación perpetrados por la banda liderada por los colombianos Jimmy Alexander Neisa y Nidia Guerrero, detenidos la semana pasada, no han sido localizadas. No obstante que en los departamentos cateados en las colonias Anzures y Juárez se hallaron miles de objetos robados, pero la joyería fina estaba ausente. Situación similar ocurre con los 7.7 millones de pesos en joyas extraídas del local Exclusivas Brío, ubicado dentro del Centro Joyero. Oro, diamantes, plata, perlas, esmeraldas y platino desaparecieron. Las autoridades investigan si lo robado fue llevado hasta Colombia. “Tenemos la tesis de que se debe trasladar mucho del monto de lo robado. Es la siguiente frontera del tema de investigación: saber cómo se trasladan los valores y dónde se venden. Es un tema muy delicado, por lo que no podemos dar mayores datos”, precisó el subprocurador local, Hiram Almeida. Se sabe que algunos integrantes de la banda, entre ellos Nidia, iban constantemente a Colombia: “Ella ingresa y sale del país en por lo menos tres ocasiones. Va y viene de Bogotá, suponemos que en algún momento trasladan algunos valores”, dice el funcionario. La PGJDF advierte que, debido a la paridad entre las economías de ambos países, resulta varias veces más rentable vender el producto de lo robado en Colombia que en México. En el caso de piedras como la esmeralda, inclusive se podría desmontar y montarla en una nueva pieza y venderla como un producto original del país sudamericano. Colombia es el mayor productor de esmeraldas en todo el mundo seguido de lejos por Brasil y Zambia. Se sabe que las bandas de asaltantes colombianos, y la de Jimmy no fue la excepción, buscan las esmeraldas. Es, quizá, la pieza de joyería que más valoran. “En Colombia hay depósitos de esmeralda. En México quizá los productos más elaborados se hacen con plata, aunque el precio no se compara, pero en Colombia la esmeralda es importante, ellos son los habitantes de América que valoran más la esmeralda. Es una cuestión estética y cultural, que le dan un mayor valor”, puntualizó Almeida Estrada. En la mira Excélsior publicaba en 1967: “Echarán a extranjeros indeseables”. Se trata de una entrevista con el general Luis Cueto Ramírez, jefe de la Policía Preventiva del DF, donde advertía que agentes del Servicio Secreto fueron asignados para detectar extranjeros dedicados a delinquir. “Todos los extranjeros que residan en México y no demuestren una manera honesta de vivir serán detenidos y puestos a disposición de la Secretaría de Gobernación para que sean fichados y expulsados del país”, declaró el funcionario. Hoy día autoridades entienden la importancia del turismo para México. El discurso xenofóbico no existe, pero la preocupación de que extranjeros perjudiquen intereses de ciudadanos se mantiene. La semana pasada el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del DF, Luis Wertman, dijo que “México está abierto a todos los extranjeros, siempre y cuando sea gente de bien”. Pidió a delincuentes no venir. “Suficiente tenemos con los (delincuentes) nacionales”. Las cuatro etapas para atrapar a El Jimmy Pese a que la banda de colombianos dirigida por Jimmy Alexander Neisa Patiño cobró notoriedad tras el atraco al Centro Joyero, la investigación que llevó a su captura y desarticulación comenzó dos meses antes con la detención de una mujer que ingresó a robar un departamento en la delegación Magdalena Contreras. 1: Los primeros en caer La colombiana Martha Barrero fue detenida en mayo luego de ingresar a un departamento para robar. Días más tarde se logró la captura del también colombiano Anderson Harvey Valencia Linares, quien en imágenes de cámaras de seguridad se observa acompañado de Barrero antes de perpetrar el asalto. “Así fue como comenzó a desenmarañarse la madeja. Vislumbramos la existencia de una banda, la cual, ahora sabemos, evolucionó en su comportamiento delictivo, dijo a Excélsior el subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la PGJDF, Hiram Almeida, quien detalló que en un principio la banda asaltaba casas y departamentos que sabían estaban solos. “Desde sus comienzos utilizaban a las mujeres para distraer a guardias de seguridad. Para sacarles información, les coqueteaban y luego les decían que buscaban trabajo pero durante la plática pedían datos de los habitantes de las casas o departamentos”, dijo Almeida. Pasado el tiempo y adquirida cierta confianza la banda decidió comenzar a robar casas con personas dentro. En un principio buscaban que hubiera poca gente o que ésta fuera vulnerable, como personas de las tercera edad o mujeres, y la sometían y le colocaban cinchos o agarraderas de plástico a manera de esposas. “Derivado de estos hechos comenzamos a comparar datos entre las distintas fiscalías, incluso teníamos algunas fotos y realizamos algunos retratos hablados”, detalló Hiram Almeida. Con los datos la Procuraduría capitalina repartió retratos hablados a los agentes que patrullaban las áreas afectadas. Fue el 18 de julio cuando, en Polanco, policías capitalinos se percataron de la presencia de un sujeto que manejaba una camioneta Ford y quien se parecía mucho a uno de los retratos. Lo detuvieron y dentro del auto encontraron objetos robados. Se trataba del colombiano Wilson Rubiano quien, tras ser interrogado, informó que la camioneta que manejaba se la prestó el mexicano Gerardo González Guerrero, capturado horas más tarde en su casa de la colonia San Juan de Aragón. 2: Ubican cuaderno con trazos Derivado de las detenciones de Rubiano y González, autoridades dieron un gran salto en la investigación. “Gracias a esas capturas conocimos de la existencia de dos departamentos donde la banda guardaba cosas robadas”, detalló el subprocurador Almeida. Sobre la avenida Mariano Escobedo, casi esquina con Tolstoi, y en la calle de Londres la banda rentaba dos departamentos. Se realizaron cateos y se recuperaron diversos objetos. “En uno de los cateos, además de otras cosas, encontramos imágenes de ellos mismos, se queda el pasaporte de alguno de ellos, de Jimmy, y encontramos un cuaderno con trazos que posteriormente descubrimos eran instrucciones para perpetrar el asalto al Centro Joyero en el Centro”, explicó Almeida. 3: Perpetran atraco en el Centro El 30 de julio un asalto a la joyería Exclusivas Brío en el Centro Joyero de la calle Madero puso en alerta a autoridades y ciudadanos. En el hecho un policía de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal resultó lesionado, y el colombiano Héctor Javier Hernández Ovalle murió cuando intentaba escapar tras el asalto. Aunque todos los participantes en el atraco intentaron ocultar sus rasgos fisonómicos lo más posible con pelucas, bigotes postizos y lentes oscuros, autoridades pudieron identificar una cara que ya habían captado en imágenes de cámaras de vigilancia. Se trataba del líder de la banda, el colombiano Jimmy Alexander Neisa Patiño o Jimmy Neisa Jiménez. Con la información recabada del robo y la vinculación acreditada entre los robos a residencias de lujo y el asalto al Centro Joyero, las autoridades se dieron a la tarea de localizar al resto de la banda. 4: Rezan en la Basílica El caso ya estaba casi resuelto y faltaba lo más importante: la detención del resto de los integrantes de la banda. Fue el domingo 19 de agosto cuando la Policía de Investigación, tras varios días de montar una vigilancia encubierta, logró la captura de Jimmy Alexander Neisa Patiño o Jimmy Neisa Jimenez y Nidia Guerrero Beltrán o Sandra Jannett Patiño, pareja del hombre y también colombiana. Horas más tarde se logró la detención del colombiano Manuel Antonio García Arévalo y de los mexicanos Camilo Andrés Casas y Ernesto Ibarra, dedicados a la renta de vehículos para cargar lo robado, así como de venderlo en algunos puntos del Centro. Se precisó que Jimmy Alexander y Nidia Guerrero fueron detenidos el domingo cuando acudían a la Basílica de Guadalupe y cuentan con antecedentes en Puebla y Guanajuato. A la mujer se le halló un boleto de avión a su nombre con fecha de salida ese mismo día a Bogotá. Ambos aceptaron su participación en los atracos y se sabe que la mujer, quien trabajó como edecán, distraía a guardias. “Ellos habían ido a dar gracias a la Basílica. Ella traía su boleto para salir a las seis y media. Él no, porque su pasaporte lo había dejado en el departamento de la Anzures y por consiguiente lo habíamos confiscado”, detalló una fuente cercana a la investigación. Todos permanecen arraigados, misma situación del mexicano Gerardo González Guerrero y el colombiano Wilson Rubiano García, capturados el 18 de julio, así como los colombianos Martha Barrero García, tía de Nidia, y Anderson Harvey Valencia Linares, vinculados también con la banda. Desde el centro de arraigos los detenidos niegan haber participado en el asalto al Centro Joyero donde fueron robadas joyas por un monto de 7 millones 700 mil pesos. “Ellos niegan su participación en el asalto a la joyería, pero aceptan haber robado las casas. Nosotros vemos que ellos recibieron asesoría de abogados, y alguno les dijo que el delito de robo a casa-habitación es menor que el de la joyería, porque ellos piensan que en ese robo murió un policía, no saben que está lesionado, aunque de todos modos es tentativa de homicidio. Analizaron jurídicamente, y aunque es muy clara su participación en el atraco a la joyería ellos lo niegan”, explicó Hiram Almeida. La PGJDF acreditó en un principio su participación en seis robos a casa-habitación. A finales de la semana pasada ya se había logrado determinar con exactitud que estaban relacionados con 15 atracos pero se investigan 15 más ya que se supone que al menos perpetraron 30 robos en la Ciudad de México. Su participación en el asalto a la joyería es innegable. Dentro del departamento cateado por la PDI en la colonia Anzures se halló una libreta con esbozos... Son instrucciones para cometer el asalto al Centro Joyero. Peritos en caligrafía ya acreditaron que la letra pertenece al líder de la banda El Jimmy. Aunque el líder es Jimmy, su pareja sentimental Nidia Guerrero era el cerebro. Los dos departamentos cateados, uno en Mariano Escobedo y otro en Londres, fueron rentados a su nombre. Se busca a dos colombianos más integrantes de esta banda, que lograron darse a la fuga. El botín de la joyería no se ha recuperado. Urge la creación de registro biométrico para extranjeros La entrada de ciudadanos extranjeros a nuestro país es constante. La inmensa mayoría viene de paso o como turista y un bajísimo porcentaje tiene la clara intención de quedarse en el país a delinquir. El subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la PGJDF, Hiram Almeida Estrada, advierte que ninguno de los colombianos detenidos estaba de paso por la capital. “Ellos no vienen de paso, tampoco están vinculados con la droga, ni tampoco llegan al país como turistas. Son gente que viene ya con un perfil, con una técnica desarrollada y que encontraron un terreno propicio, porque la Ciudad de México tiene un desarrollo económico donde ellos pueden acceder a estos bienes y valores que se encuentran en algún domicilio”, explicó. Hace un par de años el entonces procurador capitalino y hoy jefe de Gobierno electo del DF, Miguel Ángel Mancera, propuso la creación de un registro biométrico para extranjeros. Consiste en la toma de huellas digitales y fotografías de todos los ciudadanos extranjeros que llegan a México. La finalidad es tener antecedentes de la personas en el caso de que haya decidido delinquir en nuestro país. El presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del DF, Luis Wertman, coincide en la urgencia de concretar dicho registro. Almeida considera que otra posibilidad para algunos supuestos sería la de solicitar antecedentes penales de personas que pidan un visado para México. “Deberían pedir antecedentes. Esto debe trabajarse de esta manera, por ejemplo, ya ahorita que es un fenómeno delictivo, que vienen extranjeros, pues hay que empezar a poner algunos filtros, lo cual no está ocurriendo, y es parte del trabajo que debe propiciarse derivado de estas detenciones”, consideró. El problema es mucho más complejo. Durante las investigaciones realizadas por la PGJDF y el constante intercambio de información con la embajada de Colombia se percataron que autoridades que otorgan visados en nuestro país no miden a todos con la misma vara. “Estuvimos en la embajada, y nos decían que cómo es posible que sí se le dé el pasaporte a un delincuente y a un empresario le hagan una serie de trámites y reticencias para otorgarlo”, dijo Almeida. “Es un tema que hay que ver con Relaciones Exteriores y que amerita un desglose de la investigación. Los que otorgan los visados ponen trabas a algunos sí a y a otros no.” Los investigadores también reconocen la necesidad de que los consulados y embajadas en México cuenten con un vínculo con sistemas policiales de su país de origen y que no sea sólo la Interpol la que realice esa labor. También detectaron que algunos extranjeros, a quienes se les debió de exigir una visa, lograron entrar al país debido al solo hecho de que ya contaban con una visa de EU. La octava urbe más rica El motivo por el que las ciudades mexicanas y, en particular el Distrito Federal, se han convertido en polos de atracción para delincuentes de Sudamérica y Centroamérica son varios. Sin embargo, la capital del país es una de las ciudades más vigiladas del mundo. Miles de policías apoyados con patrullas y ocho mil cámaras de videovigilancia convierten a la Ciudad de México en un gigantesco gran hermano de mil 485 kilómetros cuadrados. Sin embargo, con un Producto Interno Bruto, en 2008, de 470 mil millones de dólares el DF es la octava ciudad más rica del mundo. “Creemos que vienen por dos razones: las condiciones de la Ciudad de México, es segura, y es una ciudad donde algunas personas tienen niveles de desarrollo altos y que permiten que tengan valores en su casa, es decir, en muchos de los domicilios del DF encontraron ellos (delincuentes) dinero en efectivo, joyas y pasaportes que ellos valoran mucho. Sabemos que la condición económica es más complicada en Colombia”, advierten los expertos de la PGJDF. Se presume que, aunque el riesgo de ser detenido en el Distrito Federal es muy alto, las potenciales ganancias entregan un dividendo positivo al momento de sopesar las ventajas contra las desventajas. Pero las prácticas delictivas las desarrollan en su país de origen y en México sólo buscan asistencia para conocer características muy concretas del territorio y la distribución de riquezas. “Eso todavía estamos recabándolo, pero sí tenemos referencia de que (Jimmy) sí tienes antecedentes (en Colombia) por robo. Sabemos que en su país se dedicaban a lo mismo. Allá se les conoce como “apartamenteros. Aunque todos los colombianos detenidos aseguran que se conocieron en México presumimos que es falso y tienen relación desde su país de origen”, advirtió un policía. El agente puntualizó: “Creemos que ya habían asaltado una joyería en Colombia, sabemos que Jimmy también tiene algún antecedente en España”, contó. Con información de Excelsior.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en