Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

¿Se han estrellado ovnis en la Tierra?

9
- +
21/10/2019 02:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El gobierno de los Estados Unidos se ha esforzado en evidenciar que la llegada a nuestro planeta de extraterrestres no es más que una leyenda urbana

La censura a la que los gobiernos mundiales someten todo lo referente a este tema raya lo histérico. Como muestra, recordar que todo el personal militar que ha tenido alguna relación con accidentes de esta índole está sometido a un juramento férreo que, en caso de ser violado, las sanciones que conlleva son desmedidas, hasta tal punto, que no se ha dado el caso de ninguna filtración.

El primer caso de colisión del que hay noticia oficial es el de Roswell, en el Estado de Nuevo México, en 1947. Lógicamente, en aquel momento las autoridades aún no habían determinado una censura a aplicar, por ese motivo los periódicos de la región dieron cuenta del hecho. Las mismas autoridades convocaron una rueda de prensa para informar de lo que había pasado.

Pasado ese momento de desconcierto primero, las cosas cambiaron, y pronto se cubrió todo con un telón de silencio. Amedrentaron a los rancheros en cuyos terrenos había caído el artefacto; amonestaron y trasladaron a los a los oficiales de la vecina base aérea que habían dado la noticia y exigieron un juramento de silencio a todos, tanto a civiles como a militares. Las autoridades construyeron en torno al acontecimiento tal cúmulo de mentiras que todo el mundo terminó creyendo que lo dicho en primer lugar sobre un accidente extraterrestre fue el bulo de alguien. Se dijo que se trataba de un globo sonda. De hecho hicieron publicar su foto en todos los periódicos, acompañando la noticia con las aseveraciones de importantes científicos. Esta fue la primera gran mentira que un gobierno, en este caso el de los EE.UU., lanzara para ocultar una información que el pueblo debe conocer. Más tarde hubo otras muchas, en un empeño traicionero por mantener fuera del conocimiento de la sociedad, algo tan importante como la existencia de estos seres racionales en el universo y en nuestro propio planeta.

Pocos meses después, también en el Estado de nuevo México, hubo otro hecho similar, cerca de un pueblo llamado Aztec. En este caso las autoridades estuvieron muy atentas desde el primer momento para que no se filtrase nada al público.

James Oberg, antiguo miembro de control de misiones de la NASA, afirma que todos los fenómenos ovni son engaños provocados por la vista

Sucedió el día 25 de marzo de 1948, desde tres radares diferentes, se detectaron en los cielos de sudoeste de los Estados Unidos, un objeto no identificado. Al ser alcanzado por las ondas de los radares, dio la impresión de perder el control descendiendo a una velocidad muy rápida. Los radares determinaron dónde se había producido el impacto. Esto desencadenó una frenética actividad. El general Marshall en persona, un gran organizador, se hizo cargo de la situación y llamó a un amigo suyo, el Dr. Vannevar Bush, para que formase rápidamente un equipo de científicos encargados de analizar el objeto caído.

Al mismo tiempo, un grupo de helicópteros del IPU (Interplanetary Phenomenon Unit), volaba en círculos sobre el platillo caído. Su misión era esperar a que llegase el equipo de reconocimiento e impedir que ningún intruso se acercase. La familia propietaria de los terrenos donde había caído la nave fue mantenida incomunicada durante el tiempo que duró la operación, y se les amenazó para que no hablases nunca de lo sucedido con nadie.

Además por una orden del Secretario de Estado, el lugar en que había caído el ovni le fue confiscado a su dueño, pasando a ser propiedad del Estado, que lo cercó con la prohibición absoluta de que nadie penetrase en el recinto.

Lo curioso es que ha habido más de 30 casos documentados como el de Aztec. Estos datos provienen de las fuentes de la Nevada Aerial Researtch, junto con los documentos ofrecidos por el Dr. J. F. Gille y el libro de William S. Steinman, de 625 páginas, titulado “UFO crash at Aztec”, tras cuya lectura no queda duda de que estamos ante hechos completamente verídicos y de una importancia capital.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (251 noticias)
Visitas:
27
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.