Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La Gioconda bajo la lupa de los detectives del Arte. Ni los rayos X fluorescentes aclaran los enigmas

20/07/2012 17:43

0 Se sabe lo basico del cuadro de Leonardo Da Vinci pero otros enigmas siguen escondidos. ¿Quién fue en realidad Mona Lisa?, ¿Cómo logró Da Vinci innovar tanto?, ¿Cuál es el mensaje real de Mona Lisa?

0

Desde que su rostro circuló por las calles de París y luego por toda Europa, cuando fue robada “providencialmente” en 1911 del museo Louvre, su figura se convirtió en todo un misterio. Al enigma se añadieron muchas historias, incluso leyendas urbanas y caricaturescas pero Mona Lisa pasó a la leyenda.

Los restos, de probarse verdaderos, echarían por tierra esas rocambolescas hipótesis que ubican tras la efigie de La Gioconda a un joven varón, o incluso el propio Leonardo. Otras suposiciones sitúan a Lisa en la vecindad del genio y aseguran que la mujer estaba en estado por la posición de sus manos.

El óleo fue adquirido por Francisco I de Francia a principios del XVI.

Estaba pintado sobre una tabla de álamo de 77×53 cm y Leonardo Da Vinci consiguió el ejemplo más logrado del sfumato. Se ha copiado infinitas veces, inspirando toneladas de arte. El retrato de la Mona Lisa ha traspasado fronteras, convirtiéndose en un icono pop, usado frecuentemente para la parodia. Millones de turistas visitan cada año a la dama de la sempiterna sonrisa.

En el siglo XV Florencia se encontraba entre las ciudades más ricas y grandes de Europa, sin embargo la distribución de la riqueza era dispar. Lisa Gheradini se crió en un ambiente de clase media acomodada. Su padre poseía seis granjas en la región de Chianti, que producían de trigo, vino, aceite de oliva y ganado. Lisa era la mayor de siete hijos por lo que su padre la casó todavía adolescente, a los 15 años, con el mercader de telas Francesco Bartolomeo di Giocondo, aportando una dote considerable.

Francesco pasó del comercio a ejercer cargos gubernamentales en Florencia, y en 1512 fue elegido como Signoria del Dodici Buenomini, el órgano de gobierno florentino. Murió a causa de la peste en 1538.

Cinco siglos después se inicia la aventura la averiguación de la identidad del modelo del cuadro La Gioconda

La búsqueda de Mona Lisa, se inició en 2007 cuando Giuseppe Pallanti basado en documentos del archivo de la Basílica de San Lorenzo que indicaban que los restos de Lisa Gherardini, podrían estar enterrados en Santa Úrsula, cosa que en Florencia ya se sabía. El esposo de Mona Lisa era amigo íntimo del padre de Leonardo, el escribano y notario sor Piero

Para seguir la obra de Pallanti y resolver dudas y especulaciones, un grupo de científicos italianos encabezados por el famoso profesor Silvano Vincenti, presidente del Comité Nacional de Valorización de Bienes Históricos, Culturales y Ambientales, se dio a la tarea de recuperar los restos mortales de Lisa Gherardini, la modelo de La Gioconda y reconstruir su cráneo y devolverle el auténtico rostro con su enigmática sonrisa que ha suscitados tantas controversias.

Este equipo de arqueólogos históricos se había hecho famoso al coordinar el controvertido hallazgo de los restos de Caravaggio en Porto Ercole, hace años.

Las excavaciones de investigación se realizan para descubrir nuevos datos que nos ayudan a cubrir lagunas concretas de información que hay en la Historia. Las de patrimonio cultural se centran en el desarrollo estratégico de actividades culturales y el aporte de interés a ciertos puntos de atracción de un personaje clave de un país, una cultura o un territorio.

Durante los últimos días de abril, el equipo comenzó la exploración un poco a tiro hecho porque el documento antiguo que se guardaba en el archivo florentino señalaba que Mona Lisa y sus dos hijos se hallaban enterrados en el convento Sant' Orsol (Santa Úrsula) de Florencia. Eso era absolutamente seguro porque Lisa Gherardini se retiró a ese convento en 1538 con sus dos hijos, tras la muerte de su marido Francesco di Giocondo, indican que estuvo allí hasta su muerte el 15 de julio de 1542 y allí fue enterrada. El convento quedaba cerca de su casa.

La investigación de Vicentí no consistía en entrar en el convento, recuperarlos, recogerlos y llevárselos para analizar. Tal cosa no era fácil porque el lugar, hoy, no eran sino unos muros semidestruidos, no existía la basílica, que mantuvo su culto religioso hasta 1810 para convertirse en fábrica de tabaco, refugio de víctimas de dos guerras, y objetivo de los bombarderos aliados durante la segunda. Luego tras un breve lapso como aula universitaria al aire libre pasó a ser un basurero, acotado, con carteles exteriores que decían “se prohíbe arrojar basuras” lo que lo hizo más atractivo.

Mientras se limpiaban las basuras, Vicentí utilizó un radar geológico con el que peinó los 900 metros cuadrados del convento, sin grandes resultados aparentes. Pero los primeros restos recuperados fueron enviados al Departamento de Conservación de Bienes Culturales de la Universidad de Bolonia, donde se proyectaba realizar análisis de carbono 14, un análisis histológico para conocer la edad de los restos, examen de metales para verificar la presencia de alguna enfermedad, y sacar el ADN, de Mona Lisa y sus hijos y tratar de separar sus restos. Pero lo que frenó el proyecto entero no fueron sus escasos frutos sino la falta de fondos, resultado de la crisis del estado italiano.

A principios del pasado de junio, el descubrimiento de tres tumbas en el patio mismo del convento de Sant'Orsola, ha reavivado la esperanza del grupo.

Para curarse en salud, utilizando fondos privados, el profesor Vicenti contrató los servicos de New Holland que proporcionó con reservas la miniexcavadora E18SR y la minicargadora de orugas compacta C175, que no se usa propiamente

en arqueología y que va equipada con un martillo para retirar la capa de 36 cm de hormigón armado colocada en 1980 para construir unos barracones. La máquina hizo un trabajo preciso en trabajos de excavación arqueológica. A ello contribuyó, entre otros aspectos, su anchura de vía variable (98-132 mm) y el espacio de trabajo de 2.120 mm, que le permite maniobrar en espacios muy reducidos.

Andrea Toparelli, propietario de La Prato Excavaciones, señala que “todo salió perfectamente, pues la máquina es muy sensible y responde de forma adecuada a los mandos del operador. Como medida de precaución, utilizamos una cuchara sin dientes para avanzar con la mayor delicadeza posible”. En el yacimiento se usó también una minicargadora de orugas C175, equipada con la exclusiva pluma cinemática Superboom para cargar camiones y retirar los restos de la excavación.

Durante estos trabajos, además, se descubrieron restos de una antigua casa parroquial que habrían construido las hermanas franciscanas a cargo del convento entre el siglo XV y principios del siglo XVI. Y para complicar los trabajos la excavadora se encontró con que en los años 80 debido a obras de reestructuración de los terrenos, muy valiosos en el centro de Florencia, se había construido un estacionamiento subterráneo en el sitio donde se levantaba el claustro.

Los restos desenterrados fueron enviados a la Dirección General de Conservación a en Ravena, en el norte de Italia. Allí, se está examinando y analizando los restos para comparar los ADN con los huesos de dos jóvenes desenterrados, obviamente los hijos de la Monna Lisa, que descansan junto a su madre.

De la fosa ha salido a la luz una soterrada calavera femenina, junto a fragmentos de sus vertebras y costillas.

Los viejos documentos no engañaban: el cuerpo de Lisa reposa en una cripta a la que se accede a través de una puerta y una escalera. Silvano Vinceti, a cargo de la excavación, no está seguro de que la osamenta pertenezca a un mismo individuo, por lo que se le extraerá ADN para compararlo con el de sus hijos, enterrados en las proximidades.

Comparación con la cara de Mona Lisa

Una vez establecido que se trata de Lisa Gherardini se podrá reconstruir su cara y comparar su conformación ósea con la del rostro que pintó Leonardo da Vinci hace 500 años. Y la reconstrucción va a ser una tarea difícil y altamente técnica y científica.

La estructura osea de la cabeza humana tiene 29 huesos y exceptuando el de la mandíbula están fusionados y forman una sola pieza. El cráneo humano esta formado por 8 huesos, que encierran al cerebro, y otros catorce forman una estructura ósea para resguardar los ojos, nariz y la boca.

Además hay tres huesos diminutos en cada uno de los oidos y otro en la base de la lengua, llamado hioides.

Los huesos del cráneo están firmemente soldados por costuras de tejido conjuntivo, denominados suturas. Los arqueólogos de toda Italia se afanan en algo que parece una empresa nacional. Quizás lo mejor, para olvidar la crisis.

Así que el profesor Vicenti ha pedido ayuda a los eminentes profesores en medicina para no dar pasos en falso

¿Un desafío a la exactitud de Leonardo?

La comparación que surja del retrato y la reconstrucción pondrá en evidencia la verdadera exactitud anatómica al dibujar del italiano Da Vinci.

El pintor colaboró con el médico Marco Antonio della Torre y, juntos, compilaron un conjunto de investigaciones sobre anatomía, con más de 200 dibujos hechos por Leonardo; los cuales fueron publicados bajo el título engañoso de Tratado de Pintura, en 1680, publicó Notimex.

El grupo de investigadores, integrado por geólogos, antropólogos e historiadores del arte, pretenden ofrecer un poco más de luz sobre uno de los mayores misterios artísticos de los últimos siglos.

¿Por qué tanta admiración hacia La Mona Lisa?

Fue el robo del cuadro en 1911 del Museo de Louvre quien puso a la Gioconda en la leyenda. Y sigue allí

Entre las cosas revolucionarias que se pueden considerar como objetivas, están:

Antes de este cuadro los modelos posaban de lado, o de frente, y el pintor no conseguía dar a la imagen un sentido real del volumen. El de Mona Lisa fue el primer retrato en la historia pintado desde un punto de vista realista, aunque hoy no lo notemos porque la creación la adoptaron todos los pintores y hoy es algo corriente. Y fue asimismo Leonardo el primer artista que pintó a alguien de una manera anatómica y perspectivamente correcta.

- También utilizó el efecto no conocido de opacar de manera difusa (degradando el fondo en el horizonte hacia un tono azulado tal cual ocurre en la realidad, sin duda para darle un sentido de perspectiva. Desde entonces ese es un mandamiento en la biblia de todos los retratistas. En una época en que no existían cámaras fotográficas desde las cuales pudo haber aprendido y adoptado este efecto, Leonardo tuvo la genialidad de deducirlo simplemente gracias a la observación atenta del mundo que le rodeaba. Y pasando sobre las apariencias lo plasmó tal como es cuando no lo vemos directamente.

- E introdujo el concepto del claro-oscuro, en donde se funden colores oscuros con tonos claros para atraer la atención sobre las manos y la cara, que es lo que pretendía.

- Otra innovación del pintor en este

cuadro fue la técnica de mezclar varias capas de pintura de tal manera que ofrece una degradación de un color a otro tan sutil, que aun hoy con los mas avanzados equipos de estudio de imágenes es casi imposible detectar el cambio gradual entre un color a otro. Esto fue algo que debió impresionar a muchas personas de la época.

- No es extraño que quisiera que la gente se fijara sobre todo en las manos y la cara, porque tenía un profundo conocimiento de la anatomía humana del que estaba orgulloso. Y puso en evidencia lo importante que es conocer íntimamente el cuerpo humano antes de pintarlo. Y los estetas han admirado y ponderado la posición correcta de los huesos, venas, el efecto de la luz sobre la piel translúcida.

- La pintura completa en sí es casi una figura geométrica y con luces. Todo esto implica que Leonardo aparte de sus otras habilidades fue con seguridad un estudioso de la psicología humana, y utilizó sus conocimientos para provocar una reacción emocional calculada ante las personas que veían sus obras.

Entre las cosas revolucionarias que se pueden considerar como subjetivas, están otras observaciones que los técnicos han estudiado: la distorsión bien calculada del fondo del cuadro. Se observa que el lado izquierdo está más bajo que el derecho. O sea que de hecho logró inventar un paisaje imposible en la realidad. Otra genialidad: la famosa sonrisa, de la que tanto se ha dicho atribuyéndole carácter enigmático que dicen juega con la psicología humana. Claro que no todos ven. Los muy observadores afirman que dependiendo de como se mire al cuadro, hace sentir sentimientos diferentes, como si la pintura cobrara vida.

Concretando: si la vemos de un lado parece que la Gioconda luce una sonrisa, mientras que del otro aparenta estar mas seria, por lo que hay un cambio si nuestros ojos estudian su cara. Algo sencillamente genial, aunque otros críticos afirman que esa observación depende de la imaginación del admirador.

Esto hace de La Mona Lisa no solo la pintura mas realista jamás pintada antes y una de las primeras en que un pintor se embarcaba en la pintura surrealista. Una obra que no solo impresiona por su composición, sino además por su ejecución técnica, todo lo cual aún hoy causa asombro a muchos.

- La composición en sí es otro aspecto asombroso. Esto también es algo subjetivo, pero por alguna razón, la pintura, se puede considerar como monocromática, enigmática. Al primer vistazo aparenta ser de color negro y amarillo. Pero en ulteriores no se ve así. Atrae y en cierto modo subyuga por algo que no tiene color y los tiene todos. Se diría que Leonardo quería sobre todo "llamar la atención". Es como si Da Vinci hubiera estudiado a las personas antes de pintarlas y hubiera descubierto qué cosa, que patrones, que colores, que formas, eran las que podía atraer a los ojos humanos.

Y guiaron su mano aspectos psicológicos y los incluyó todos en esta pintura aparentemente sencilla. Explicar mejor esto, es difícil. Es como cuando una persona ve a alguien del sexo opuesto y la encuentra atractiva sin saber por qué. Uno a veces no sabe lo que es, pero no puede negar que "algo" le ha llamado la atención. Ese "algo" es lo que está plasmado de manera tan original en La Mona Lisa.

No se sabe la razón exacta del por qué Leonardo realizó un cuadro tan minucioso, pero se tiene la certeza de que el cuadro fue encargado por el esposo de Lisa para conmemorar el segundo embarazo de esta a la edad de 24 años.

Los científicos pusieron a Mona Lisa bajo los Rayos-X Fluorescentes

En muchos sentidos algunos llegan a decir que el mundo de la pintura tuvo un antes y un después de La Gioconda, y hace algún tiempo los científicos decidieron utilizar una técnica llamada Rayos-X Fluorescentes (XRF) para analizar mas a fondo las técnicas utilizadas por el maestro da Vinci en su ejecución.

Los primeros resultados descubrieron a los medios especializados que Da Vinci aplicaba múltiples capas de pintura ultra-delgada, con un espesor de apenas 30 a 40 micrómetros (es decir, la treinta-milésima parte de un milímetro), teniendo al milímetro la milésima de un metro.

Cómo consiguió esa “nanotecnica” tan exactamente es otro misterio, aunque se sabe que Da Vinci era un impenitente experimentador, innovando constantemente y buscando nuevas maneras de mezclar pinturas y generar nuevos tonos. Por esta razón muchos de sus lienzos se deterioraron con el tiempo antes de lo normal ya que probablemente era la primera vez que se usaban esas técnicas no probadas anteriormente.

Algo sorprendente sobre la Mona Lisa es que es virtualmente imposible detectar rastros de pinceladas en ninguna parte de la pintura, cosa que se hace especialmente evidente al analizar la piel de la cara de la modelo, la cual tiene una característica casi tridimensional debido a este hecho. Los Rayos-X fluorescentes lo descubrieron.

Se sabe que da Vinci tardó en su obra varios años, siempre retocándola para perfeccionarla cada vez más, y eso hace suponer que su creador no sólo la apreciaba sino que estaba enamorado de ella. Y Mona Lisa viajaba siempre con él a donde quiera que dentro o fuera de Italia.

Los datos fueron revelados por el historiador Giuseppe Pallanti en su libro "Mona Lisa's Story" (La Historia de la Mona Lisa), que son el resultado de 25 años de investigación sobre el tema. Según Pallanti, estos datos fueron o están respaldados por documentos que datan de 1550 y fueron publicados por Giorgio Vasari autor de la obra "La Vida de los Artistas". Allí asegura que Lisa es la persona del retrato. Y sobre eso no hay apenas discusión.

Entre los datos que respaldan los descubrimientos de Vasari están los archivos de la oficina de impuestos de Florencia de 1480 que confirman la identidad de la mujer, así como de su paradero, y lugar de nacimiento.

Esperemos ahora a ver qué otros misterios revelan los científicos sobre este maestro que goza de justa admiración.

Los misteriosos códigos de la Gioconda que parecen tomados de algún libro de ficción

El investigador italiano Silvano Vinceti ha descubierto que Leonardo aparentemente pintó de manera virtualmente imperceptible un par de mensajes dentro de los mismos ojos de la Mona Lisa, utilizando colores marrones verdosos contra el fondo negro de los ojos para escribir iniciales.

En la pupila derecha Leonardo imprimió "LV" que son sus iniciales (recuerden que su nombre significa en realidad "Leonardo de la región/ciudad/pueblo de Vinci" (como hoy diríamos por ejemplo "Picasso de España").

Pero lo interesante está en la otra pupila que tiene el código que aparenta decir "BS" (o podría ser "CE", aun se está estudiando la simbología).

Además se encontró debajo del puente pintado detrás de la modelo lo que aparenta ser "72" o "L2", así como 4 dígitos de las cuales el último está borroso pero los primeros 3 son "149" lo que parece indicar que Leonardo pintó el cuadro en los 1490.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en