Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Paisajesciclistas.blogspot.com escriba una noticia?

Larués, Lanaja, Castejón de Monegros, Ejea, Navardún, Larués

20/05/2014 21:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las fotografías las realicé el pasado sábado en el siguiente itinerario: Larués, Ayerbe, La Sotonera, Tardienta, Lanaja, Pallaruelo de Monegros, La Almolda, Farlete, Leciñena, Villaueva de Gállego, Castejón de Valdejasa, Ejea, Sos, Navardún, Larués.

Fueron 408 Km y unos 3.000 metros de desnivel, 16 horas sobre la bicicleta y 18 incluyendo las paradas. Salí a las 5 de la mañana y llegué a las 11 de la noche.

Mi objetivo del año es la Brevet de 1.000 Km de Zaragoza (el próximo 3 de agosto) y quiero hacerla del tirón (entiéndase sin parar a dormir que uno tiene que comer).

Estando en mayo tenía que dar un paso al frente y enfrentarme a mis miedos, nunca antes había hecho 400 km en solitario, y responderme a mí mismo si realmente puedo soñar con ese gran desafío.

Y en los momentos duros de la ruta, que los hubo, seguí queriendo lo mismo y, entonces, me siguen sobrando los motivos para continuar el camino.

Termino diciendo que ya sé que hacer mil kilómetros sin dormir es muy difícil, (me doy, por darme algo, un 5% de probabilidades de éxito) pero lo importante es poder decir el 3 de agosto "yo quiero hacerla del tirón" sin que me suene a fantasmada.

Mi bicicleta y mi casa. Sí, me di cuenta de que me dejaba las luces encendidas.

image

Pantano de La Peña. Rodar de noche tiene algo especial porque sin coches, sin nadie alrededor, se experimenta una sensación de máxima libertad, es como si, por unos instantes, no hubiese nadie más en el planeta.

imageAmanece sobre La Sotonera y una ligera brisa me ayuda.

image

Es un paisaje infinito porque no hay montañas que tapen el horizonte y cualquier objeto llama la atención.

imageY tras pasar Almudévar (Km 86) comienza una recta de 250 kilómetros.

imagePocas distracciones ofrece el camino.

image

imageEl llano te va secando poco a poco. No hay rampas que exijan grandes esfuerzos pero siempre hay que pedalear y el cansancio llega por goteo.

image

Poco antes de llegar a Castejón de Monegros un pequeño repecho rompe la monotonía.

image

En el desierto no hay más ley que la del Sol y la del viento.

image

image

image

imageFarlete. Era el kilómetro 196 y paré por primera vez a comer algo. Me veía con fuerzas pero lo cierto es que las rectas habían empezado a minar mi paciencia. Aunque todavía no lo sabía.

imageY deposité grandes esperanzas en el Alto de San Esteban, me aferré a sus requiebros y paisajes pero esa evasión no llegó nunca y en la tierra de nadie mi optimismo empezó a crujir.

image

image

image

image

image

Castejón de Valdejasa (Km 280). Llego sediento porque estoy ante el primer día de calor (sobre los 30 º C) y paro en la fuente unos veinte minutos y me equivoco pensando que lo peor ya ha pasado.

image

El tramo entre este pueblo y Ejea fue muy duro. Tan sólo hay 24 kilómetros pero mi paciencia se la llevó el viento y en Ejea (Km 304) tuve que darme un nuevo respiro.

image

imageEntre Ejea y Sádaba toqué fondo. Llegué a creer que nunca se acabarían esas rectas demoledoras y que nunca saldría de ese purgatorio. El viento continuó golpeándome sin piedad.

image

imageEn Sádaba (Km 325) volví a parar. Eran las seis y media de la tarde, llevaba más de trece horas sin intercambiar ninguna palabra y agradecí mucho la conversación con el dependiente de la gasolinera, fue una desconexión necesaria.Al puerto de Sos, con el viento erre que erre, llegué con un estado de ánimo muy mermado.

image

Pero me rehice en las subidas y en la bajadas, y lo que quedó del vendaval, no mucho, jugó a mi favor. En el Puerto de Cuatro Caminos, en mi casa, resurgí. Y ascendiendo Cuatro Caminos todo fueron alegrías.

image

imageAntes de llegar a Undués Pintano, y en descenso, hay dos kilómetros que están en obras y tienen mucha gravilla. No quería encontrarme de noche con este tramo pero no hubo suerte y me tocó bajar a 10 Km/h. Afortunadamente mi paciencia había regresado.

image

Puerto de Bagüés. Lo he subido cientos de veces pero nunca de noche y lo disfruté como nunca, fue una sensación maravillosa e indescriptible.

image6 kilómetros para llegar a casa y estoy totalmente recuperado, ya olvidé de los momentos duros de la jornada.

image


Sobre esta noticia

Autor:
Paisajesciclistas.blogspot.com (244 noticias)
Fuente:
paisajesciclistas.blogspot.com
Visitas:
4528
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.