Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Mundo escriba una noticia?

Londres 2012: Inglaterra inaugura sus juegos olímpicos ( + fotos)

28/07/2012 02:15

0 Del escritor William Shakespeare, cuya obra “La tempestad” sirvió de inspiración inicial al director artístico Danny Boyle, a la música pop de los 80 y el joven mago Harry Potter

0

LA ceremonia inaugural de Londres-2012 comenzó con un homenaje a iconos de la cultura británica. Con The Beatles, Rolling Stones o David Bowie en la nutrida banda sonora, el ‘show’ inicial contó con el agente 007 James Bond encarnado por el actor inglés Daniel Craig y un repaso por personajes de ficción creados por escritores británicos, como Peter Pan, la malvada Cruella de Vil o Mary Poppins. La ceremonia comenzó con una escena bucólica de la campiña inglesa, con labriegos, cuarenta ovejas, doce caballos, tres vacas y otros animales, a la que estuvo a punto de sumarse la lluvia, que comenzó a caer a media hora del inicio de la ceremonia, pero cesó poco antes del inicio del espectáculo. Bradley Wiggins dio la campanada inicial El flamante campeón británico del Tour de Francia, Bradley Wiggins, luego hizo sonar una campana para dar paso a un coro de niños que entonaron la canción “Jerusalén” mientras se exhibían imágenes de momentos deportivos importantes en la historia británica. La gala dirigida por Danny Boyle, a un costo de 42 millones de dólares y 15.000 voluntarios, debe alcanzar una audiencia televisiva global de 1.000 millones de dólares. Su desafío fue enorme: poder ser igual de inolvidable que el extraordinario despliegue hace cuatro años en Beijing, la más cara en la historia. Cánticos y símbolos tradicionales ingleses, escoceses, galeses y norirlandeses simbolizaron la unión británica ante 80.000 personas en el estadio y una previsión de mil millones de telespectadores en uno de los momentos cumbres de cada edición olímpica. Una frase de “La tempestad” de Shakespeare, “No tengas miedo: la isla está llena de ruidos”, marcó el tono del mundo onírico que iba a transformarse ante los ojos de los espectadores. De la Gran Bretaña rural a la revolución industrial La voz que recitó la frase fue la del actor y director norirlandés Kenneth Branagh, especialista en adaptaciones de Shakespeare. La escena pastoril dio paso a la Inglaterra de la Revolución Industrial y ésta a uno de los momentos estelares de la noche, cuando la reina Isabel II hizo una insólita incursión en la interpretación, participando en una escena rodada en Buckingham con Daniel Craig, el actor que actualmente encarna a James Bond. El célebre agente 007 de Ian Fleming, siempre al servicio de Su Majestad, acompañó de manera virtual a la monarca en helicóptero hasta el estadio Olímpico. El prolífico mundo de la literatura infantil permitió cobrar vida a villanos como el Capitán Garfio, creados por el escocés James Matthew Barrie, la Reina de Corazones de la “Alicia” de Lewis Carroll, la villana Cruella de Vil de “101 Dálmatas”, de la inglesa Dodie Smith, o Voldemort, el enemigo oscuro del joven mago de la saga multiventas Harry Potter. Si en el cine fue Julie Andrews quien inmortalizó a Mary Poppins, la institutriz del Londres de principios del siglo XX que salió de la pluma de P. L. Travers, en la apertura olímpica el personaje se multiplicó, descendiendo del cielo con su paraguas mágico, a ritmo de “Tubullar Bells” de Mike Oldfield. JK Rowling, la creadora de Harry Potter, participó como lectora de un fragmento de “Peter Pan”, uniendo otros dos iconos intergeneracionales de la literatura infantil británica. Cine y música británica El cine también ha dado momentos de gloria a la cultura británica y Danny Boyle, director artístico de la ceremonia y oscarizado en 2009 por “Slumdog Millionaire”, recreó una de las escenas míticas del cine olímpico, la de la carrera por la playa en “Carros de fuego”. La película, galardonada con cuatro Oscar en 1982 incluyendo el de mejor película, quedó en el imaginario popular por esa carrera por la playa con música de Vangelis, que se recreó con el actor cómico Rowan Atkinson, cuyo personaje Mister Bean dio la vuelta al mundo. La música fue protagonista hoy en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres que abarcó desde los Beatles, con la presencia de Paul McCartney, a los sonidos más actuales de la mano de Arctic Monkeys. El alma mater junto con John Lennon del cuarteto de Liverpool protagonizó uno de los momentos más emotivos de la ceremonia cuando interpretó primero The End y a continuación la clásica Hey Jude, en la que contagió a todos los espectadores para corear el pegadizo estribillo. Los Arctic Monkeys, banda de Sheffield que se ha convertido en una de las mayores sensaciones del rock indie, tocó su primer single, ‘I Bet You Look Good In The Dancefloor’, que fue directo al número 1 en 2005, y también homenajearon a los Beatles con otra de sus más famosas canciones: ‘Come Together’. Mike Oldfield salió de su ostracismo en los últimos años para interpretar su más emblemático tema, Tubular Bells, disco fundamental del rock sinfónico. Uno de los números más espectaculares de la ceremonia, llamado ‘The Night Out’ (salida nocturna), recreó en diferentes clubes y coreografías los más variados estilos de las últimas cuatro décadas. Así sonaron desde los primeros ritmos beat y rock de los 60 con Beatles, Rolling Stones, Kinks y Who, a sonidos que fueron evolucionando con David Bowie, Jam, Specials, Queen, Eurythmics, el punk de Sex Pistols y Clash, y los ambientes más electrónicos de Eurythmics, New Order o Prodigy. La cantante soul fallecida hace poco más de un año Amy Winehouse también fue recordada y Dizzee Rascal hizo mover el cuerpo a todo el mundo con su rapeo acelerado y contagioso. Tampoco podía faltar la melodía de Vangelis para la película ‘Chariots O Fire’ (Carros de fuego), con la intervención del famoso actor Rowan Atkinson en una variación cómica de la famosa carrera por la playa. Durante el desfile de los 204 países participantes sonaron ininterrumpidamente canciones representativas que han hecho de la música británica la más seguida y apreciada, con éxitos de Bee Gees, Phil Collins, Pet Shop Boys, Adele, entre muchos otros, y finalmente con el majestuoso ‘Heroes’ De David Bowie cuando cerró la parada el país anfitrión Gran Bretaña. Las delegaciones Luego del espectacular acto de apertura, las 205 delegaciones participantes recorrieron el estadio olímpico. Destacó el desparpajo de Jamaica y la elegancia de los italianos. Los “apátridas”, 3 atletas que por alguna razón no pueden representar a sus respectivos países, también llamaron la atención. El Estadio Olímpico de Stratford explotó en un gran aplauso cuando apareció en la pista el campeón jamaicano Usain Bolt encabezando su delegación en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y ondeando la bandera de su país. El impresionante atleta no se cansó de ofrecer sonrisas a los espectadores mientras ondeaba la bandera amarilla, verde y negra de Jamaica. Bolt, conocido por su afición a la música, no pudo contenerse y avanzó por la pista del estadio Olímpico llevando con el cuerpo el ritmo marcado por los cientos de tambores que iban marcando el paso, mientras la música inundaba el estadio. El momento especial: el encendido del pebetero El encendido del pebetero olímpico, uno de los momentos más especiales de la inauguración de los Juegos Olímpicos, fue igual de británico. El futbolista David Beckham, ícono de la cultura pop, llevó en una lancha la antorcha hasta el estadio, donde el remero inglés y quintuple medallista olímpico Esteve Redgrave, la pasó a diversos atletas. Finalmente, la llama pasó a 205 pétalos, que gracias a la ingeniería quedaron juntos y formaron un moderno y espectacular pebetero. Al concluir los juegos, cada delegación volverá a casa con un pétalo. Antes, diversas personalidades entre las que destacó el ganador de la medalla de oro olímpica Mohammed Ali, portaron la bandera con los 5 aros.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en