0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    926.794
  • Publicadas
    569
  • Puntos
    0
Veces compartidas
3.830
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
16/10/2013 0

Una diferencia fundamental entre el modelo cosmológico estándar y el modelo del Universo eléctrico se encuentra en su punto de vista acerca de cómo el Universo fue construyéndose en el tiempo

Imagen: La Galaxia de Andrómeda (M31) en ultravioleta e infrarrojo. UV: Galaxy Evolution Explorer; Infrared: Spitzer Space Telescope. Credit: NASA/JPL-Caltech

Según el modelo estándar, un tiempo después del Big Bang, el gas y las nubes de polvo se organizaban en estrellas y cúmulos estelares, entonces los agujeros negros se fusionaron en agujeros negros supermasivos. Los agujeros negros supermasivos son semillas que, por medio de la gravedad, van reuniendo y rodeándose de gas, polvo y de estrellas de todas las diversas formas y tamaños galácticos. También se cree que uos halos de materia oscura han desempeñado un papel en la organización gravitacional de las galaxias.

El modelo del Universo Eléctrico adopta un enfoque muy diferente. No ha habido Big Bang ni ningún acontecimiento de creación distintiva, y el Universo es como siempre ha sido: 99.999 % de plasma. Con el tiempo, el plasma cósmico se organiza en celdas, como suele hacer, separado por las diferencias de materia y las densidades de carga, delimitado por capas dobles. A lo largo de los límites entre celdas, los filamentos y las hojas se organizan en corrientes de Birkeland. El Universo se auto- organiza, debido a las propiedades electromagnéticas del plasma.

Como fue explicado por Peratt (1986), estos filamentos son muy eficientes para concentrar la materia y 'lavar' material de entorno circundante. Las galaxias se fueron formando a lo largo de los filamentos, y esto explica las cadenas de galaxias que parecen residir como las perlas de un collar. Las grandes masas de galaxias también se han ido formando a lo largo de los límites originales de estas celdas plasmáticas, que explica la gran escala de la "Gran Muralla" y de las grandes hojas de galaxias que se han observado.

En el modelo estándar, la dinámica de galaxias están impulsadas por la gravedad. Y donde existen perfiles de rotación que no pueden ser explicados por la materia visible, se invocan halos de materia oscura para apuntalar la gravedad. Bajo esta visión, los campos magnéticos galácticos son incidentales, y creen que se acumulan con el tiempo en pequeñas "semillas" magnéticas (de nuevo, de abajo arriba). El modelo estándar se siente muy cómodo hablando de campos magnéticos sin las concomitantes corrientes eléctricas.

En el modelo del universo eléctrico, la energía de rotación de las galaxias se deriva parcialmente de la gravedad (donde el núcleo presenta un cuerpo sólido dinámica rotacionnal), pero a su vez, de la corriente eléctrica que alimenta a las galaxias a través de "líneas de transmisión" eléctricas entre ellas. En esencia, las galaxias se comportan como un motor homopolar impulsado por la densidad de corriente variable que recibe. Los campos magnéticos galácticos son generados por corrientes eléctricas que son inherentes a su formación y su dinámica en curso. No habría galaxias sin campos magnéticos coherentes que abarcan toda su estructura.

Vale la pena unas pocas palabras para resumir algo muy importante en el trabajo seminal del estudio de Anthony Peratt mencionado anteriormente. En su estudio, Peratt llevó a cabo simulaciones por ordenador de partículas en-celdas de las interacciones de la corriente de las interacciones de la corriente de Birkeland. Los resultados ilustran cómo la dinámica del plasma conduce a estructuras galácticas que evolucionan desde las galaxias de doble radio a radioquásares, a galaxias elípticas y a galaxias espirales. Este estudio está lleno de conocimiento. Hay trabajos que se pueden leer una y otra vez, y continuamente encontrar nuevas perlas de conocimiento, éste es uno de esos papeles .

Tal como las simulaciones de Peratt revelaron, una galaxia evoluciona a medida que dos o más de corrientes de Birkeland se mueven juntas, con una fuerza de atracción proporcional a la inversa de su distancia lineal (téngase en cuenta que no es la ley del cuadrado inverso). En observaciones astronómicas, las dos corrientes de Birkeland se detectan como "lóbulos de radio", debido a la radiación de sincrotrón.

Conforme los dos pinzados filamentos Birkeland se acercan uno al otro, el plasma intergaláctico queda atrapado, formando un núcleo elíptico en el centro geométrico entre los dos filamentos, lo que más tarde se conviertirá en el núcleo de la galaxia. Los campos magnéticos entre los filamentos se condensan y agregan la intervenció del plasma, elevando sus energías internas. El núcleo elíptico en este punto es análogo a un cuasar de radio.

Los dos filamentos Birkeland (también concentran la materia dentro de su volumen magnéticamente pellizcado) se retuercen sobre el otro, cambiando la morfología del núcleo de plasma (aplanamiento de la elipse) y, finalmente, desarrollan brazos de arrastre como una corriente eléctrica, axial a los brazos, que fluye hacia el núcleo de la galaxia. En este punto, los dos filamentos de Birkeland se fusionan con el núcleo. Así que, el núcleo de una galaxia se deriva del plasma intergaláctico que quedó atrapado entre los dos o más filamentos de Birkeland, y los brazos de la espiral se derivan sobre todo de los propios pellizcados filamentos de Birkeland.

La rotación de los filamentos Birkeland impulsan el inicial momentum rotacional a la estructura de plasma de las galaxias. A medida que la estructura de plasma cargado gira, surge un campo magnético concomitante con la típica firma de una "dínamo".

La corriente sigue funcionando, a través de la galaxia, a lo largo de su plano ecuatorial, como parte de un circuito intergaláctico mayor. Esta corriente, a medida que pasa a través del campo magnético mencionado anteriormente, conduciendo la energía de rotación más lejos conforme la galaxia responde como un motor homopolar. Esto es lo que impulsa esas velocidades de rotación "anómalas", observadas en las partes externas de las galaxias.

La galaxia es también un generador homopolar, con un plasma conductor en el disco galáctico barriendo a través del mismo campo magnético. Así se establecen corrientes axiales que atraviesan el eje galáctico y se extienden hacia el exterior en un bucle de vuelta por el plano ecuatorial. Estas corrientes axiales se extienden a las dobles capas sobre los polos galácticos. Y estas dobles capas polares aceleran las partículas cargadas hacia altas energías, dando como resultado unos "chorros" por encima y por debajo de la galaxia.

Como resultado del discurrir de la corriente intergaláctica en el plano ecuatorial surgen otros campos magnéticos en la galaxia. La corriente va discurriendo radialmente a lo largo del plano ecuatorial creando campos magnéticos locales que aprisionan el plasma en los filamentos Birkeland. Esto conlleva a la definición de los brazos espirales. Más filamentación y mayor densidad de energía de las corrientes van formando estrellas en los brazos espirales.

Considerando tan diferentes diferentes puntos de vista, una agregación gravitatoria de abajo-arriba frente a la de arriba-abajo de una organización electromagnética, las observaciones de las galaxias que nos rodean deberian dejarnos decidir sobre la validez de un modelo frente al otro. 

Da la casualidad que, dos de nuestros más cercanos vecinos galácticos, la M31 (Andrómeda) y la M33 (Triángulo), están muy bien estudiadas debido a su proximidad. Esto las propone como excelentes candidatos para comparar la capacidad explicativa de cada modelo.

Hay algunos atributos interesantes a estas dos galaxias que vale la pena discutir, teniendo en cuenta los modelos mencionados anteriormente:

1 ) Tanto la M31 como la M33 tienen campos magnéticos similares en fuerza, pero cualitativamente diferentes en su morfología.

2 ) La M31 tiene un anillo magnético distinto y muy coherente de unos 33.000 años luz de radio.

3 ) La M33 tiene un campo magnético más irregular, donde la fuerza de su campo parece trazar los brazos espirales.

4 ) Se dice que la M33 carece de un agujero negro super masivo en su núcleo (es decir, la velocidad de rotación disminuye cuanto más cerca del núcleo galáctico).

Examinando estos resultados, así como recurriendo a las simulaciones de Peratt, junto con un trabajo similar en el modelo estándar, se pondría a prueba ambos modelos. Es importante que los modelos teóricos sean cuestionados, ya que en última instancia, esto mejorará su marco explicativo.

Después de todo, las galaxias que observamos llevan consigo las marcas de su historia y de las fuerzas que las impulsan

Sin embargo, la validez de un modelo a menudo depende de si este tipo de desafíos alteran el modelo en sus detalles o si el problema socava sus supuestos fundamentales. Obviamente, lo primero permite la mejora, mientras que lo segundo debería inspirar un cambio más fundamental en las creencias.

El modelo estándar y el modelo del Universo Eléctrico pintan fundamentalmente diferentes cuadros sobre cómo se forman e impulsan las galaxias​​.

En la primera parte de este artículo, se examinó la propuesta de la teoría del Universo Eléctrico acerca de que los campos magnéticos son una parte integral de la formación de galaxias. Una galaxia se origina a través del pellizco de Bennett, de dos o más corrientes de Birkeland, que también atrapan el gas interestelar a medida que giran hacia dentro uno hacia el otro. La formación estelar comienza en el núcleo galáctico, creado por el plasma interestelar atrapado entre los filamentos de Birkeland.

Sin embargo, ¿qué encontramos en algunas galaxias cuando los campos magnéticos son medidos? Rainer Beck hizo extensas observaciones de los campos magnéticos galácticos y se centró en la M31 y la M33 en un artículo reciente que resume sus observaciones:

"Ordenamos los campos con estructura espiral existentes en las barradas y floculantes galaxias irregulares. Los más fuertes campos ordenados se encuentran en las regiones entre los brazos espirales, que a veces forman 'brazos espirales magnéticos" entre los brazos ópticos."Estos campos magnéticos que trazan brazos espirales quedan establecidos por la corriente que fluye a través de ellos, tanto desde el circuito intergaláctico de alimentación de la galaxia como de la acción homopolar de la propia galaxia. Los campos magnéticos que Beck menciona, existen porque los brazos espirales se comportan como grandes filamentos de Birkeland.

En un documento aparte, Beck lo observa en los campos magnéticos de la M31. La galaxia de Andrómeda está dominada por un anillo magnético (o toro), cuyo campo magnético está orientado radialmente. Tal como declara Beck, no hay ninguna explicación existente para este anillo magnético. Sin embargo, uno puede imaginar que la acción del motor homopolar está impulsando a distancia, la rotación del plasma cargado desde el centro de la galaxia.

El anillo de plasma en movimiento (o sea, la corriente eléctrica), establece un campo magnético que aprisiona más al toro giratorio cargado, lo que refuerza aún más el campo. La radiación sincrotrón del anillo ilumina el anillo en el espectro de radio.

La M33 no tiene ningún anillo magnético. No obstante, tal como predice el modelo del Universo Eléctrico, muestra una estructura espiral magnética, con una mayor polarización magnética entre los brazos espirales visibles. Estructuras similares se han observado en otras galaxias, la NGC 6946, por ejemplo. El trabajo en la NGC 6946 también es de Beck, donde identifica los campos magnéticos a gran escala de los brazos espirales:

"Tres brazos magnéticos más se descubren en la galaxia exterior, localizados entre los brazos de HI. La función de la estructura RM confirma los campos coherentes a gran escala. La anti-correlación observada entre ángulos de cabeceo del campo y los valores RM es una posible firma de campos helicoidales."La disposición ordenada en espiral de los campos magnéticos, junto con la firma dínamo superpuesta sobre la estructura en espiral, se alinea bien con el circuito galáctico postulado y descrito en la primera parte de este artículo.

En el modelo estándar, un agujero negro supermasivo en el núcleo galáctico se considera esencial para la conducción de la formación gravitacional de una galaxia. Por el contrario, el modelo del Universo Eléctrico considera el núcleo de la galaxia como un resultado incidental del plasma interestelar atrapado entre dos o más filamentos de Birkeland .

En 2001, un artículo de Merritt et al., propuso que la M33 no tenía el agujero negro supermasivo requerido por el modelo estándar. Sin embargo, los autores no pierden por completo la fe y postularon un agujero negro central, aunque sea de más de tres órdenes de magnitud menor de lo que la teoría requiere. Las velocidades orbitales estelares cercanas al núcleo son demasiado bajas para apoyar la presencia de una masa compacta equivalente a un "típico" agujero negro supermasivo. Si este es el caso, entonces, ¿cómo se formaron las galaxias en el modelo estándar?

Una cita de un artículo sobre el descubrimiento declara:

"Douglas Richstone, de la Universidad de Michigan, quien ha sido un importante defensor del papel de los agujeros negros en la formación de galaxias, dijo que no entendía cómo las galaxias como la M33 podían haberse formado sin un agujero negro supermasivo. Creo que es un problema para la historia del agujero negro."La teoría del Universo Eléctrico predice que la energía de rotación de una galaxia está influenciada por las corrientes que fluyen radialmente en el plano galáctico, pero no requiere de un perfil específico de velocidad de rotación. Dependiendo de la magnitud de la corriente radial, habrá diferentes perfiles de velocidad de rotación. Esto es similar a lo que se observa en las estrellas. Según se observa, las estrellas con mayores densidades de corriente tienen velocidades de rotación más altas.

En esencia, hay algunas diferencias fundamentales entre ambos modelos:

1) El modelo estándar requiere que la velocidad de rotación de una galaxia más cercana al centro exhiba un fuerte aumento (es decir, un cuerpo compacto con forma de agujero negro supermasivo debe residir en el núcleo de la galaxia). El modelo de Universo Eléctrico no necesita requisito alguno para el perfil de velocidad cercano al núcleo.

2) El modelo estándar requiere de una velocidad de rotación plana hacia el borde de la galaxia, indicando un halo de materia oscura. El modelo del Universo Eléctrico tampoco necesita tal requisito, y puede explicar los diferentes perfiles de velocidad en base a diferentes densidades de corriente eléctrica.

3) El modelo de Universo Eléctrico requiere que las galaxias exhiban campos magnéticos coherentes a gran escala, que serán particularmente evidentes alrededor de las regiones de formación estelar activa, donde trazarán los brazos espirales. El modelo estándar no tiene tal requisito y podría predecir las galaxias más jóvenes que no tienen campos magnéticos coherentes.

Algunas de las características galácticas obvias se pueden utilizar para probar la validez de estas dos teorías. ¿Ha habido galaxias observadas sin "agujeros negros" o sin "materia oscura"? Sí, y habida cuenta de esto, debería hacer que la comunidad se repensara la validez del modelo, pero, no es así.

¿Ha habido galaxias observadas con campos magnéticos exhibiendo patrones predichos por el modelo Universo Eléctrico? Sí, y además se ha dado en galaxias observadas sin campos magnéticos.

Sin embargo, la comunidad astronómica parece tener una capacidad infinita para ignorar los datos no deseados. No es raro descubrir artículos donde las observaciones, falsean de forma patente el modelo estándar (como en el documento mencionado más arriba), pero los investigadores simplemente afirman que todavía queda mucho por aprender. Esto es indudablemente cierto, pero están siendo hipócritas al no lidiar con los grandes temas no cubiertos por esos hallazgos.

Las ruedas del cambio van girando lentamente, sin prisa, pero sin pausa. Si algo nos ha enseñado la historia de la ciencia, es que un dogma científico no sobrevive mucho tiempo después de que se vayan sus principales partidarios. Mientras tanto, un estudio coordinado y formalizado de las propiedades eléctricas del Universo debe esperar. Esto es penoso, ya que nunca han habido mejores herramientas disponibles para el estudio de las propiedades magnéticas y eléctricas del Universo.

Referencia: ThunderBolts.info

Más recientes de Jjparlante

Encuentran en los michelines un tratamiento eficiente contra la obesidad

Encuentran en los michelines un tratamiento eficiente contra la obesidad

0 Científicos descubren que un lípido, capaz de reactivar células beneficiosas para el organismo, mejora el metabolismo y fomenta la pérdida de peso 11/10/2012

Los microbios intercambian electrones entre sí a través de los minerales

Los microbios intercambian electrones entre sí a través de los minerales

0 Las bacterias pueden utilizar los minerales del suelo como redes eléctricas, lo que ayuda a los microbios a generar los productos químicos necesarios para su supervivencia 12/06/2012

Cuán cerca estamos de entender lo oscuro y misterioso

Cuán cerca estamos de entender lo oscuro y misterioso

0 Dado todo el progreso que hemos logrado en la física moderna durante el siglo pasado, podríamos pensar que los físicos están cerca de un completo entendimiento de lo que compone casi todo nuestro Universo 24/11/2013

Novedades tecnológicas desde Singapur

Novedades tecnológicas desde Singapur

0 Las fortunas de Singapur han estado ligadas durante mucho tiempo a la industria de la tecnología 23/12/2012

Las aplicaciones que las compañías no quieren

Las aplicaciones que las compañías no quieren

0 Fraudulentas, vejatorias o discriminatorias, numerosas «apps» han tenido que ser retiradas por Apple y Android debido a su contenido inapropiado 02/09/2012

Mostrando: 1-5 de 568