×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

MillecturasunavidaMiembro desde: 08/11/10

Millecturasunavida

http://millecturasunavida.blogspot.com/

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    497.507
  • Publicadas
    328
  • Puntos
    0
Veces compartidas
199
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
23/11/2015

I.Este año, el poemario Las propiedades del aire vio la luz al recibir el premio Unicaja. Pasaban los meses y quería yo ponerle unas notas. Se me terminaba el tiempo, como a tantos poemas del libro, porque va del paso del tiempo, y quizás también del vaso del tiempo, donde queda y se precipita lo que no es solo el turbión de los minutos. De eso, algo de eso, va el libro. Comenzando por esa disposición progresiva ?que progresista no; Baltanás y yo nos entendemos? de los poemas en una línea lumínica: de oscuridad cerrada a atardecer sereno, con refulgencias que conmueven. La luz del misterio y el misterio de la luz.

II. Las propiedades del aire trae una propiedad legítima, la de la emoción poética: por humana y por poética, valga la tautología. Qué le vamos a hacer, los hombres y mujeres se emocionan ?quizás he transgredido algún código cultural o el dogmatismo de la sospecha?, y nada grande ?ni aun mediano? se ha vivido o padecido sin emoción. El poemario de Baltanás me ha hecho recordar que hay verdades sentimentales y que no son la cifra oscura de algo que con temor y vértigo palpamos en el interior de una caja oscura, en un cuarto oscuro; qué va. Son las verdades a las que se orientan los sentimientos, como los girasoles; luces que ellos mismos no pueden darse. No es que estas cosas, y alguna despistada poética, vuelvan ?como piensa el espectador de la vida, curioseando un outlet retro?, sino que nosotros volvemos a ellas. ¿Línea clara?; escoplo preciso.

III.El "Cancionerillo encontrado", en clave de sol machadiano, es una de las secciones que más me entusiasman. Quede aquí esta copla ?postestructuralistas, consulten a su médico antes de leer?:

No es soledad estar solosino creer que es tu nadael principio y fin de todo.

Más sobre

Y otra, donde la fragilidad de nuestros quereres y comunicaciones no se trae para socavar ninguna antropología, sino para susurrar sabiduría cordial:

Soñé que un hilo delgadotu sueño y mi sueño unía.Y la mañana llegabay el hilo no se rompía.

IV.

Por poner en desordenada ristra un heterogéneo dechado: un poema mesanziano, en tono y tema, "Amor omnia vincit"; ironía, si no la hubiese, no habría Baltanás en estas páginas ?pero las ironías se salvan, como todo, más allá de sí mismas, si al tirar la piedra no solo no esconden la mano, sino que muestran el corazón que las tiró?; hallazgos de imagen, alegoría de ley sin didactismos en "Reloj de sombra"; Ronsard, Pascal... Pero dejemos que el lector haga sus descubrimientos.

Más recientes de Millecturasunavida

Negro escandinavo

Recuerdo los títulos que leí de la serie del inspector Wallander, de Henning Mankell; serán algo más de una decena. Al preguntarme qué motivó aquel interés, surge de nuevo el personaje, como un volumen bien construido: una doliente humanidad, vibrante, sobre un plano oscuro, tremendo 06/03/2016

Odisea de Homero: cuatro notas de relectura

I.Uno de los pasajes más conmovedores de la Odisea es el encuentro de Ulises y su viejo perro, Argos. Veinte años ha esperado Argos, ha subsistido en el abandono de quienes debían cuidarlo, y no lo hicieron. Ausente el amo, se relajaron los cuidados de las cosas de la casa 27/02/2016

Miércoles de Ceniza, de T. S. Eliot: nueva lectura

Vuelvo a abrir la edición de las obras de Eliot por el día de hoy: Miércoles de Ceniza. Era 1930 y Eliot tenía 42 años.Porque no espero volver otra vezporque no esperoporque no espero volvera desear el talento de este, o la habilidad de aquel, no me fuerzo a esforzarme ya por cosas tales.. 10/02/2016

El buey y la mula como manera de leer: cuatro notas

I. Releyendo un texto de Joseph Ratzinger sobre la Navidad (Imágenes de la esperanza, Ed. Encuentro), me quedo rumiando estos versos de Isaías (1, 3) "Conoce el buey a su dueño, y el asno el pesebre de su amo. Israel no conoce, mi pueblo no discierne" 19/12/2015

Mostrando: 1-5 de 334