×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
153
Posición en el Ranking
11
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.971.049
  • Publicadas
    941
  • Puntos
    50
Veces compartidas
17.437
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 1d

A menudo se asocia al Estado con una institución que roba a los contribuyentes algo que les pertenece, de la misma forma se confunde a los partidos con el Estado y la suma de ambas asociaciones, lleva a errores de tremendas consecuencias

A menudo se asocia al Estado con una institución que roba a los contribuyentes, algo que les pertenece, de la misma forma se confunde a los partidos con el Estado y la suma de ambas asociaciones, lleva a errores de tremendas consecuencias.

El giro a la derecha de las sociedades occidentales parece inevitable, gracias a la incapacidad de la izquierda a la hora de ofrecer una alternativa que sea capaz de contener ese giro y encarrilar a la sociedad en la vía progresista.

La derecha es el conservadurismo y el regreso al oscurantismo, el freno al progreso y la sumisión de los hombres al mandato divino de las religiones abrahámicas, que, según ellos, sufren el castigo por haber pecado.

Este mensaje se extiende cada vez más entre los conservadores y los sectores más atrasados de la sociedad, una sociedad cada vez más simple y más simplista en manos de los grandes medios de comunicación, que al final está llevando a muchos individuos a un peligroso aislamiento personal, que les convierte en carne de cañón y presa fácil para las sectas.

Y es aquí a donde estamos llegando, al sectarismo, a una ola de sectarismo que invade las sociedades urbanas, devolviéndolas al espíritu de la tribu.

Las tribus son el regreso al pasado, a la búsqueda de la protección ante lo desconocido, ante lo que se teme y en lo que se encuentra sentido a una vida insatisfecha.

Por eso no es de extrañar, que muchos jóvenes sin trabajo y sin claro futuro se entreguen a la aventura de descubrir el paraíso prometido en las religiones abrahámicas.

Si nos atenemos a los números, las cifras son para echarse a temblar, el número de musulmanes es de más de 1.500 millones y se espera que lleguen a los 2.500 en 2.050, mientras el número de cristianos romanos disminuye en beneficio de las sectas protestantes más radicales, a la vez que se incrementa el número de creyentes judíos ortodoxos.

Una ola de conservadurismo de consecuencias fáciles de prever, si tenemos en cuenta que cada día la izquierda y con ella el pensamiento progresista, pierde terreno frente al oscurantismo que representan las religiones.

"Dios es el que lo sabe todo, los hombres son pecadores ignorantes"... pero siempre aparece un Mesías para orientarlos

La alarma más estruendosa la encontramos en el DAESH, que está alimentado por gentes que proceden de la cultura occidental y que lejos de reducir sus apoyos, los sigue incrementando no ya en forma de voluntarios combatientes, sino en forma de adheridos al Islam como tabla de salvación.

El número de menonitas, más conocidos como Amish, se incrementa cada año, superando el medio millón, nada más y nada menos que en África y extendiéndose sin parar por el planeta.

En contra de la creencia generalizada, los grupos Abrahámicos, son cada día más activos en Internet y despliegan un potente aparato de penetración ideológica, que se deja ver en la Wikipedia y en sus cada vez más numerosas publicaciones propagandísticas.

Mientras tanto, algunos intelectuales "venerados" por la izquierda y los políticos cazavotos, hacen oídos sordos, cuando no ojos ciegos a estas realidades preocupantes en este momento y de consecuencias probablemente dramáticas para el futuro.

El pensamiento racional y científico, defendido desde la Ilustración, vive horas bajas gracias a todos aquellos que no han sabido tratar la religiosidad de los pueblos.

Sobre todo aquellos que defienden la sumisión a un Dios todo poderoso, del cual esperan justicia el día del juicio final.

Mientras tanto no votan y si lo hacen lo harán por la derecha más radical y conservadora, esa que dicen que roba poquito, porque sólo piden el diezmo o el azaque (zakat), a cambio de la tranquilidad de sus alma.

 

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo  alvarez-lago  garcia-teixeiro

Más recientes de Ordos

La frontera

La frontera

Walt Whitman, hizo famoso el verso que repitió Carlos Oroza hasta su muerte: "Dejad que el trigo crezca en las fronteras", como una invitación a la tolerancia, frente al egoísmo de los necios y la torpeza de los ignorantes Hace 13h

La lenta agonía de la izquierda

La lenta agonía de la izquierda

La caída del Partido de los Trabajadores en Brasil, señala el inicio del estancamiento de la izquierda americana, a la vez que comienza el auge de la derecha, que llevará a los trabajadores a un nuevo esclavismo 22/05/2016

Acudimos al final de una etapa

Acudimos al final de una etapa

La geopolítica ha entrado en un momento de estancamiento preocupante, en la medida que se refuerzan cada vez más las posiciones nacionalistas en Europa y Oriente, a la vez que se desmorona el frente de izquierdas latinoamericano 20/05/2016

Los medios groseros

Los medios groseros

Me llega un gorjeo que, más que gorjeo es un graznido, que insulta mis sentidos, sobre todo porque la intuición, me dice que algo no está bien, y me lleva a leer la noticia de inmediato 10/05/2016

Subconsciente, inconsciente e inocente

Subconsciente, inconsciente e inocente

Tres palabras cuyo significado se pierden por culpa del concepto deformado por las tribus urbanas en su uso cotidiano y a lo largo del tiempo deforman la realidad llevándola a la confusión 09/05/2016

Mostrando: 1-5 de 940