Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

El Tea Pary toma impulso con victoria republicana en el Congreso de EEUU

08/11/2014 21:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

A pesar de su espectacular victoria en las elecciones de mitad de mandato, el Partido Republicano sigue dividido entre una corriente moderada y el Tea Party, convencido de que la intransigencia es la única estrategia ganadora a largo plazo.

Para comprender el estado de ánimo de los ultraconservadores hay que escuchar al animador de radio Mark Levin, cuyo programa de tres horas diarias es uno de los que tiene más audiencia del país.

Mientras los republicanos festejaban los resultados electorales el abogado constitucionalista, Levin quedaba estupefacto tras escuchar al nuevo hombre fuerte del Senado, el republicano Mitch McConnell, prometiéndole a los estadounidenses que no habría más conflictos presupuestarios como para poner en riesgo de desempleo técnico a los funcionarios públicos federales: no habrá "shutdown", dijo.

En octubre de 2013 el Estado federal suspendió varios organismos y programas durante 16 días porque el Congreso, a causa del obstruccionismo del Tea Party, no aprobó el presupuesto en los plazos legales. El episodio marcó a fuego a los líderes del partido.

"¡La parálisis presupuestaria no tuvo ninguna consecuencia!", sostiene Mark Levin, quien pone como prueba de su afirmación que los republicanos nunca ganaron tantas bancas en el Congreso en las últimas décadas. "Y los líderes republicanos se acobardan y empiezan a tener miedo... pero, ¿cómo vamos a poner orden en nuestras finanzas si no usamos el poder presupuestario?".

La cólera es un indicador de las divisiones que siguen siendo muy profundas en la dirección republicana, reelecta después de décadas, y los portavoces del Tea Party, que llegan a Washington para recortar gastos, reducir el papel del Estado y decirle no a Barack Obama.

El establishment republicano pensaba que había debilitado al Tea Party. Tras el desastre del "shutdown", los sondeos mostraban una caída de la popularidad del Tea Party. Luego, durante las primarias del partido en la primavera boreal, los radicales del Tea Party fueron desplazados, tal como había pronosticado Mitch McConnell, símbolo del sector moderado del Partido Republicano.

- Pulseada entre los republicanos -

Pero los partidarios Tea Party opinan que ellos ganaron la batalla ideológica y que la obtención de una mayoría histórica en el Congreso legitimó su estrategia. Ahora reclaman una mayor confrontación y menos compromisos con el gobierno, con el consiguiente riesgo de que en los próximos dos años se agrave el bloqueo político.

"Es tiempo de que los republicanos se unan, hablen con una sola voz, defiendan sus principios", declaró, desafiante, el senador texano Ted Cruz, activista del Tea Party en el Congreso. Su prioridad: derogar enteramente la reforma del sistema sanitario de Barack Obama.

La abolición no tiene la menor posibilidad de entrar en vigor, debido al veto seguro que interpondría el presidente. Pero el gesto le sirve a Cruz como testimonio de pureza ideológica para movilizar a las bases con vistas a la elección presidencial de 2016.

Los conservadores como Cruz, aspirante oficioso a la Casa Blanca, repiten a menudo que las dos últimas elecciones presidenciales (2008 y 2012) se perdieron porque el partido cometió el error de designar a candidatos demasiado centristas, John McCain y Mitt Romney.

"Se sabe que será un Congreso muy, muy conservador, más que en el pasado", declara a la AFP Norman Ornstein, del grupo de reflexión American Enterprise Institute. "Pero ignoramos si harán algo sustancial".

image

En 2013 "Ted Cruz desencadenó el infierno al paralizar el Senado, y no lo lamenta", dice a la AFP Steffen Schmidt, profesor de la universidad del estado de Iowa. "Está orgulloso de haber resistido a los demócratas y a los líderes de su propia partido, y no creo que vaya a cambiar de línea".

Pero la inacción representa un riesgo estratégico para los republicanos, que quieren demostrar que son un partido de gobierno responsable y miran más allá de las primarias de 2016.

"Cuando los estadounidenses eligen dividir el poder, no quiere decir que quieran que no se haga nada", declaró Mitch McConnell.

image

El peso del Tea Party quedó diluido en la incrementada mayoría republicana en la Cámara de Representantes. Y los nuevos legisladores en el Senado no han dicho si seguirán la línea dura de Ted Cruz.

La capacidad del partido de disciplinar a sus tropas será puesta a prueba muy pronto. En los próximos meses deben aprobarse las leyes de presupuesto para 2015 y 2016.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2738
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.