Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Tom Cruise-Katie Holmes: la Cienciología rompió su matrimonio. El destino de su hija Suri está ahora en el alero

04/07/2012 17:42

0 Los famosos de Hollywood enganchados a la secta son legión. Incomprensible pero cierto. Aquí objetivamente Diaspora presenta los hechos

0

Katie Holmes y Tom Cruise llevaron a su hija Suri a la cena de cumpleaños de Katie, que fue en un restaurante asiático de la Gran Manzana.

Según transcurren los días y las semanas se van precisando los detalles importantes sobre el divorcio entre Katie Holmes y Tom Cruise. Los primeros aparecieron en la prensa del corazón hace muchos meses. Como por ejemplo que Katie Holmes se dejara retratar en público sin su anillo de casada. Eso lo pillaron los paparazzi en seguida y fue el primer síntoma aparente de que algo no iba bien.

"Cuando Katie conoció a Tom se quedó impresionada con él. El romance, los jets privados, las compras y el encanto increíble que destila Tom hicieron que Katie le idolatrara y cayera rendida a sus pies", comentaba Radar Online.

Pero según apunta la misma fuente, Tom comenzó tiempo después a controlar todos los aspectos de la vida de Katie; los papeles de cine, destinos de vacaciones, educación de Suri... Esta situación se hizo insoportable para la actriz, y decidió cortar con ella.

No había que ser un lince para adivinar que mediaba entre ellos no una infidelidad ni cosa por el estilo sino la religión. Y el motivo principal que empujaba a Katie Holmes a romper su matrimonio de cinco años no era una obsesión propia sino la de él respecto a su hija Surí a la que el actor pretendía ya desde tan pequeña irla introduciendo en la secta de la cienciología.

Y no es sólo que sus doctrinas defendieran que el hombre es un ser inmortal y espiritual, o que creyera en la reencarnación, sino que constituía toda la religión un lavado de cerebro permanente que llevaba a una niña a su destrucción mental y física. Es también infantil decir que Katie temía que su hija Suri pudiera ser captada por la Cienciología, algo que deseaba Tom Cruise. Eso lo vio ella cuando la niña apenas tenía unos meses, pero ahora cuando Suri ha cumplido 6 años el hecho presenta no sólo síntomas sino que constituye una alarma.

A Katie Holmes varios íntimos le habían advertido de las técnicas inquisitorias de la Cienciología y de cómo se comportaba esta religión con sus desertores. Jóvenes que han escapado de esta secta cuentan que este tipo de 'religión' separa a los niños de sus familias y controlan su educación, su dinero y sus vidas.

Katie le dio importancia, pero no tanta como debía haberle dado. Conocía a su marido y también sabía algo de su debilidad por sus creencias, pero para su fuero interno Tom era incapaz de llevar a los extremos que sus amigos decían: siempre fue servicial y cariñoso y como se suele decir: “con el mío eso no puede pasar nunca”. ¿Desde cuando pasó?. Eso se sabrá cuando escriba sus memorias, con las que se defenderá de la chaparrada que pronto o tarde caerá sobre ella.

Del primero al último campamento de verano del que Suri volvió sonriendo

Katie tampoco se alarmó tanto cuando hace años le llegó una carta notificándole, que Suri había sido convocada para un campamento de verano. Le daba instrucciones en cuanto a ropa, cosas que debía llevar, equipaje. Le dio algo que pensar que la nota no le llegara del colegio, sino de una fundación de la Cienciología. Pero apartó cualquier pensamiento negativo pensando que también otras escuelas y organizaciones montan campamentos de verano para los peques. Y ella misma había asistido a los que organizaba el párroco o la escuela católica -ella lo es- y se lo había pasado siempre muy bien. Y allí fue Suri. Y también el año siguiente.

Y es que los niños seleccionados para la inducción en el culto de la Cienciología son enviados a un tipo de campamentos de entrenamiento para niños al más puro estilo militar, no a una colonia de vacaciones.

En el último, la pequeña Suri también estuvo. Pero esta vez no volvió con una sonrisa sino más bien triste y cansada. Katie indagó y se le dijo confidencialmente que a la niña y a todos los pequeños que asistieron, los monitores les colocaron una especie de polígrafo lleno de cables.

Es el E-meter, y es utilizado en las entrevistas, una especie de confesión, en que el auditor pretende conocer los diferentes estados de ánimo del “paciente” durante la sesión. Este aparato que se vende a precios altísimos, podría ser un detector de mentiras cualquiera.

Les sometieron a varios formularios ya impresos con preguntas extrañas que los mayores -todos cienciólogos- explicaron que formaban parte de su 'ética espiritual oficial'. Preguntas como: “¿Alguna vez has pensado que alguien que conocías estaba loco? ¿Alguna vez has imaginado que cuando crezcas y seas mayor desearás vengarte de alguien? ¿Alguna vez has tratado de forma cruel a algún animal, pájaro o pez?. ¿Cuando resucites en la otra vida, en qué desearías convertirte? ¿Alguna vez has espiado a alguien? ¿Alguna vez has sido cobarde?… Y así hasta 99 preguntas.

Los monitores eran todos cienciólogos y el campamento lo consideraban y lo llamaban no de vacaciones sino de “entrenamiento”. Y hasta ahí los hechos que se saben y que han reproducido con algunas variantes revistas como “People”.

Este episodio fue el definitivo para que la actriz de Dawson crece decidiera divorciarse de su marido Tom Cruise. Aunque las cosas venían de lejos. Desde que ella decidió quitarse la alianza matrimonial que sabía que los periodistas terminarían por captar.

Es difícil trazar una cronología en casos como éste, pero no lo es saber los hechos básicos. Katie Holmes empezó a temblar pensando que un día su hija Suri no sólo fuera captada por la Cienciología, sino que se convirtiera en una fanática como Tom Cruise. Y ahora captaba el peligro en toda su intensidad.

Y Katie pensó por primera vez en el divorcio y en la custodia exclusiva de su hija Suri para que ella pudiera controlar su educación. Aunque ya debía haber consultado antes con su familia. Lo primero que hizo fue, angustiada, ir a casa de sus padres y les contó lo que pasaba. El apoyo de su padre fue factor clave para que se decidiera ya sin la menor duda a liberarse de Tom Cruise y de su Iglesia.

Los padres de la actriz confiesan a los medios que están tristes porque la noticia de una separación nunca es buena y sienten que su hija esté pasando por estos duros momentos, pero a la vez señalan que están encantados de recuperar a la "vieja Katie"; esa Katie fuerte e independiente que había desaparecido tras el matrimonio con Tom.

La iglesia de la Cienciología fue fundada por el escritor de ciencia-ficción L. Ron Hubbard, quien describe sus prácticas como una religión. La organización cree que el hombre es un ser inmortal cuya experiencia va más allá de la vida, atrayendo seguidores entre los que se incluyen Cruise y John Travolta.

Pero algunos observadores, incluyendo al magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch, lo comparan con un culto. Los críticos piensan que el grupo coacciona a los seguidores para que piensen como ellos, y acusan a los cienciólogos de acosar a las personas que tratan de dejarlo.

Mientras Katie Holmes está con su niña, Tom Cruise se ha incorporado al trabajo y se encuentra inmerso en el rodaje de su nueva película, 'Oblivion', en Islandia. Por cierto, el 3 de julio el actor cumple 50 años. ¿Lo habrá celebrado?

Un futuro incierto rodeados de abogados y discutiendo la suerte de los dineros de la pareja

La actriz que encarnó a Jackie Kennedy en la serie de televisión Los Kennedy, presentó los papeles del divorcio el pasado viernes y en ellos manifestaba "diferencias irreconciliables" para solicitar la separación.

Moralizar es imposible pero hay muchos países que están ojo avizor sobre los peligros de la secta y sus lavados de cerebro

Como vemos, les esperan largos meses cargados de demandas, juicios y sumas millonarias. Un culebrón propio de las mejores productoras Hollywoodienses.

La ciudad de Nueva York ha sido designada por Katie para iniciar la demanda de divorcio y así tener más posibilidades de que le den la tenencia de su pequeña.

Como pensión de manutención para Suri, Katie reclama a Tom un total de quince millones de dólares; tres por cada año que han estado casados. Según Hollywood Life, esto responde a una cláusula que ambos firmaron al casarse. Además, a Holmes también le corresponderían 35 millones de la mansión de Beverly Hills que ambos compartían.

Además de la custodia de la adorable Suri, la división de un patrimonio de más de 275 millones de dólares y la supuesta existencia de un acuerdo prenupcial que supuestamente obligaría a Tom a darle a su ex pareja 3 millones por cada año de casados, nos hace recordar lo costosa que puede ser una ruptura en Hollywood.

"Katie sólo quiere lo mejor para Suri. Esto es terrible para ella, pero está siendo muy valiente. Es una ruptura definitiva para Katie".

Ahora Katie Holmes ha entrado en una nueva fase la del miedo: y no es aprensión o algo parecido. Por de pronto entramos en un terreno que se ve sólo en las series de terror.

Se ha observado la presencia de un coche estacionado al lado de la puerta de su apartamento en Greenwich (Nueva York) las 24 horas del día que vigila cada uno de sus movimientos. Y no son paparazzi.

Son “investigadores privados” -por decir lo mejor- personajes que a ella le resultan "sospechosos" y se camuflaban tras sus gafas de sol. Cuando Katie salió de su casa, ellos trataron de seguirla discretamente. Obviamente están contratados por la Iglesia de la Cienciología, de la que uno de los capos, segundo en el ranking, es Tom Cruise el ya ex marido de Katie. No es que ella tema un atentado, pero esa técnica es para amedrentarla y tenerla presa del pánico. Las mismas fuentes añadieron: "Parecían ex militares o policías y llevaban en un pequeño bolsillo una cámara digital".

Katie Holmes, al percatarse de la presencia de estos individuos informó a la policía. "La escolta de seguridad de Katie vino y comenzó a grabar a los hombres. Después, se dirigieron al coche para preguntarles qué estaban haciendo", dijo la fuente. Dijeron que no hacían nada contra la ley”.

Y sin embargo medio Hollywood está enganchado a la secta

En Los Angeles están convencidos de que la "conversión" de John Travolta a la secta le ha procurado nuevos papeles cuando estaba al borde de la extinción profesional. Pero la gente comenta que el caso de Tom Cruise es al inverso: su declive es innegable, producto de su fanatismo.

El escándalo que protagonizó al saltar en un sillón en el programa de “Oprah Winffrey Show” al decir lo enamorado que estaba de su entonces prometida Katie Holmes, con quien luego protagonizó una nada discreta boda ese año, disparó una serie de comentarios acerca de cómo el actor piensa educar a su hija biológica Suri.

Las especulaciones muy posteriores sobre el trato que éste daba a su esposa Katie antes y después del embarazo, puesto que se dejó ver por las calles con moretones y labios hinchados, haciendo suponer a los diversos medios de comunicación que era parte del ritual de la secta que profesaba su marido.

Entre los invitados asistentes a su boda, no faltó la pareja conformada por Marc Antonhy y Jennifer López; a esta última, Tom parece haber convencido para que se una a la secta.

Cientos de personalidades del espectáculo, incluyendo famosos rostros de Hollywood como Tom Cruise, Lisa Marie Presley, John Travolta y su esposa, y aparentemente ahora Jennifer López, forman parte de la Cienciología. ¿Quieres saber por qué tantas y tantas estrellas son asiduas discípulas de esta religión?

El ser inmortal y espiritual

Según la web de la cienciología (Scientology en inglés), esta religión es un cuerpo de conocimientos que se derivan de ciertas verdades fundamentales. Las principales son:

- El hombre es un ser espiritual e inmortal.

- Su experiencia se extiende mucho más allá de una sola vida.

- Sus capacidades son ilimitadas, aunque no se manifiesten en el presente.

"La Cienciología sostiene que el hombre es básicamente bueno y que su salvación espiritual depende de sí mismo, de sus semejantes y de su logro fraternal con el universo. En este aspecto, Cienciología es una filosofía religiosa en el sentido más profundo de la palabra, ya que tiene que ver con no menos que la rehabilitación total del ser espiritual innato del hombre: sus capacidades, su conciencia y su certeza acerca de su propia inmortalidad", afirma la organización.

Esta religión tiene desde luego que ver con el espíritu y su relación consigo mismo, con el universo y con otros seres, y es esencialmente la creencia en seres espirituales. La Cienciología sigue una tradición religiosa que la web dice que es tan antigua como la humanidad.

La Dianética o Iglesia de la Cienciología su fundación, historia, creencias, y técnicas

Este grupo está considerado por muchos y con el ejemplo dado por sus jefes, más, como una “secta dura” en muchos países del mundo y sus comunidades religiosas o laicas… Está considerada como una de las sectas más peligrosas. Tiene problemas legales en varios lugares de Europa; España, Alemania, Francia – quien condenó a su fundador por fraude-, Inglaterra, etc. Australia no lo reconoce como religión. En Estados Unidos han sido muchas las acciones judiciales en contra de ellos sobre todo en lo que se refiere a problemas de seguridad nacional.

Este grupo tan polémico llamado Dianética, Iglesia de la Cienciología, o Narconón, o Iglesia de la Nueva Comprensión se presenta como religión, aunque no aparece de manera directa, sino muchas veces, detrás de tratamientos de recuperación para adictos de cualquier índole, o como un medio de capacitación para elevar ventas, o como alguna organización filantrópica.

La Iglesia de la Cienciología es una organización mundial, muy poderosa. Cuenta con más de 250 templos y misiones. Utilizando técnicas muy agresivas de control mental, ha logrado entre sus adeptos una fanática devoción, aunque antes fueran simplemente normales o inteligentes.

"En el núcleo de Cienciología se encuentran sus axiomas que definen con precisión las leyes fundamentales y las verdades de la vida, incluyendo quiénes somos, de qué somos capaces y, lo que es más importante, cómo podríamos realizar nuestras capacidades espirituales innatas. Estos axiomas constituyen la fundación de un vasto cuerpo de sabiduría que se aplica a la totalidad de la vida. De esta sabiduría proviene un gran número de principios fundamentales que las personas pueden usar para mejorar sus vidas inmediatas, y también para lograr la inmortalidad espiritual. De hecho, no hay ningún aspecto de la vida que no se pueda mejorar a través de la aplicación de los principios de Cienciología", concluye la organización.

Pero lo peor de todo es su moral: La “supervivencia infinita” y que el hombre obedece en todas sus acciones y propósitos a la orden de “sobrevivir”. Y esa supervivencia justifica la mentira y la violencia con tal de sobrevivir.

Este hallazgo hace que surgiera la solución definitiva a las enfermedades y aberraciones del hombre, según ellos.

No se permite el adulterio, las relaciones prematrimoniales y el uso de las drogas.

El perdón se obtiene por medio de una “auditación” o confesión científica.

Su código moral es el llamado “El Camino de la Felicidad”, donde no se manifiesta como de naturaleza religiosa, sino que todo es producto del sentido común. Es relativista, ya que niegan la existencia de una verdad absoluta

La auditación para conseguir el perdón es una especie de rito, que en realidad se trata de una entrevista de un auditor –cienciólogo avanzado y entrenado – y un cliente al que asesora.

Este asesoramiento no se les da más que a los que no han alcanzado el estado de “clear”. El objetivo es el investigar la “mente reactiva” para descubrir todo el contenido negativo para poder superar sus efectos.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en