Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alonso Curiel escriba una noticia?

TRAMO SEÑALIZADO. Entrevista al escritor Germán Díez Barrio: El Huerto placentero de la Literatura

7
- +
08/07/2022 01:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nada menos que 57 obras publicadas en distintos géneros avalan a este escritor palentino afincado en Valladolid, comprometido con su vocación, que disfruta de ella como el primer día


 

 

            Germán Díez Barrio:

 

"Aspiro a seguir publicando libros, porque me han dado muchas satisfacciones"

 

 

 

                                          

                                                  Por Jorge Alonso Curiel

 

Ya decía Voltaire que la felicidad es cultivar tu huerto, y Germán Díez Barrio (Buenavista de Valdivia, 1952), este escritor palentino de largo recorrido afincado en Valladolid, lo sabe muy bien. Por eso quien es feliz cultivando su huerto en el campo trasmite su equilibrio y su paz, y quien conoce a Germán sabe que puede confiar en esta persona cercana, amable, humilde y apasionada, y que tendrá su atención y su compañía verdaderas. Pero no solo su equilibrio se lo ha regalado el cultivo de la tierra, sino también sus vocaciones de escritor y de profesor de Lengua y Literatura española que ha desarrollado durante tantos años, logrando una carrera admirable en ambos terrenos. Es un ejemplo de escritor puro, comprometido con su manera de mirar y de vivir desde la Literatura y la creación literaria, porque sabe que la dicha es cultivar tu huerto personal que nadie más puede hacerlo por ti, ese huerto innegociable que te explica y que te concede un sentido. Trabajar la tierra y la palabra escrita tienen muchos puntos en común, y Germán nos lo explica en esta entrevista que ha concedido, como buen hortelano, después de una jornada de labor en su huerto. 

 

PREGUNTA. Germán, posees una larga y rica carrera literaria labrada durante muchos años con esfuerzo y pasión por el oficio de escritor y por la Literatura, y esto te convierte en una de las voces de referencia de la Literatura Española Contemporánea. Después de todo este camino, y del que te queda aún por recorrer, ¿qué le dirías, qué le aconsejarías a un joven escritor que comienza su andadura? 

 

RESPUESTA. Lo primero que lea mucho, muchísimo, para que valore la obra de otros escritores. Hay que leer mucho para comprobar lo bien que escriben algunos y lo que me falta a mí por aprender. No hay ningún buen escritor que no sea buen lector. Después que haga un guion de lo que piensa escribir, que redacte el texto con minuciosidad y que corrija mucho: en la corrección está el éxito. Los grandes literatos corregían mucho sus escritos.

 

PREGUNTA. Autor hasta ahora de 57 libros publicados de distintos géneros (novela, teatro, recopilación de lenguaje popular, adaptaciones de clásicos de la Literatura Española, articulista en la prensa vallisoletana, libros infantiles, biografías noveladas, etc.), eres un autor prolífico que parece disfrutar con su oficio y que parece también que no ha sentido nunca el bloqueo ante la hoja en blanco, ¿es cierto? Si te ha ocurrido alguna vez, ¿cómo lo has superado?

 

RESPUESTA. Algunos críticos me han definido como un escritor todoterreno, y eso en su momento quizá fuera cierto, ya que nunca me arrugué ante ninguna iniciativa ni ningún proyecto, porque siempre me he enfrentado a la creación literaria con la emoción de descubrir un nuevo aspecto artístico. Siempre he disfrutado con la escritura. Sin embargo, en una ocasión me sentí bloqueado: la Editorial Mundo Negro me encargó un cómic sobre la vida de Nelson Mandela. Inicialmente me sentí muy halagado porque contaran conmigo y me pagaran religiosamente. Después de cuatro meses de leer y sacar apuntes, de tomar notas, no me salía ni una viñeta. Estuve a punto de abandonar el proyecto. Sin embargo, un día por la noche, que es mi mejor tiempo de inspiración, después de insistir e insistir, me salieron las tres primeras viñetas y más tarde todo fue seguido.

 

PREGUNTA. Además has participado en muchas antologías colectivas, has aparecido en estudios de literatura actual, y también algunas de tus obras han sido traducidas al francés, italiano y portugués. ¿Qué sentimientos despierta en un autor la traducción de su obra a otras lenguas? 

 

RESPUESTA. Es un reconocimiento aparecer en antologías y estudios de Literatura, pero nada es comparable a ver mi obra traducida a otros idiomas. La primera vez que vi uno de mis libros traducidos al francés se me alegró el cuerpo de tal manera que creí que empezaba a ser uno de los escritores considerados. ¿Qué puedo decir del primer libro que me tradujeron en Brasil (Sao Paulo) a la lengua portuguesa? ¡Una gran emoción! Después siguieron varios.

 

PREGUNTA. Dentro de tu biografía, hay un dato muy interesante. Durante unos años fuiste guionista en Radio Nacional de España. ¿En qué consistía tu trabajo? ¿Cómo recuerdas aquella labor? 

RESPUESTA. La vida a veces toma conmigo café, aunque no muchas. Estaba yo en la Feria del Libro de San Antolín (Palencia) firmando ejemplares de mi segundo libro Los refranes en la sabiduría popular, cuando se acercó un posible comprador y me dijo que los refranes le interesaban mucho. Se presentó como director de Radio Nacional de Palencia y me propuso que escribiera guiones sobre refranes para grabarlos en la radio, y lo que más me llamó la atención: me iba a pagar. En los siguientes libros que dediqué esa tarde me temblaba el bolígrafo. Pensé bien cómo estructurar el programa puesto que si teníamos éxito iba a ser duradero y lo iba a vender a otras emisoras. Lo organicé de la siguiente manera: cogía un refrán, por ejemplo AÚN NO ASAMOS Y YA PRINGAMOS, y lo explicaba en diez o doce líneas, y después hacía un guion radiofónico en un par de folios y un grupo de teatro lo dramatizaba. ¡Nos quedó bordado! Yo estuve mucho tiempo escribiendo guiones, y con el traslado del director a Valladolid, Paco Alcántara, continué escribiendo. Lo recuerdo como un trabajo muy bien valorado. Me reservaban el estudio de grabación cuando yo estaba dispuesto, y grababa varios programas el mismo día.

 

Firmando ejemplares en la Feria del Libro de Valladolid 

 

 

PREGUNTA. Larga y jugosa lista de publicaciones como hemos dicho ya. Pero también cuantiosa lista de premios y de reconocimientos para tu obra. Entre ellos, destacan el de Finalista del Premio Azorín de Novela 2014, el de Finalista del Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica por tu novela El Cocinero del Rey (MAR Editor), y el de ganador de este mismo premio en 2017, en su quinta edición, con la novela ¡Los Reyes nos han vendido! ¿Qué aportan los premios literarios a un escritor? ¿En dónde reside su principal interés? 

 

RESPUESTA. Los premios sobre todo aportan difusión de la obra literaria. El ganador aparece en los medios de comunicación, y a todos nos gusta que nos reconozcan y nos valoren. A mí me gusta presentarme a los premios literarios que convocan las editoriales porque además del ganador publican algún texto más. No me presento nunca a los grandes premios millonarios porque no leen las novelas y de antemano está escrito el ganador. No me gusta perder el tiempo ni gastar dinero en fotocopias y en el correo.

 

PREGUNTA. Germán, ¿cómo comenzó tu carrera lectora, con qué deslumbramiento? ¿Y con qué deslumbramiento también se inició tu camino de escritor? 

RESPUESTA. Como lector me inicié muy gustoso en el colegio interno El Abrojo, en Laguna de Duero (Valladolid), y proseguí en el colegio de los Padres Oblatos de Hernani, en San Sebastián. En el primero tenían una buena biblioteca y podíamos sacar los libros los domingos. Me gustaban mucho los cuentos tradicionales y las poesías de Bécquer. Después, en San Sebastián, leí con avidez a Pío Baroja: Camino de perfección Zalacaín el aventurero me emocionaron.Como escritor me había entrenado mucho sin dar a conocer mis textos, sin embargo cuando vi la representación de L´Odisea,  de Els Joglars, en el teatro de la Feria de Muestras de Valladolid, se me iluminó la mente. Salí tan gratamente impresionado que creí que para la idea que tenía de escribir una obra de teatro sobre Cristóbal Colón me podía servir de referencia aquel montaje. Me puse manos a la obra y escribí El quinto viaje de Crislón, con la que gané el Premio Gemma de Teatro, en Bilbao. Me publicaron la obra y mi mundo literario se llenó de satisfacción. 

 

PREGUNTA. Decía el escritor Roberto Bolaño que ser escritor tiene mucho de masoquismo. ¿Escribir es sufrir? Y en otro orden de cosas, ¿ser escritor en España es sufrir, es llorar como decía aquel?

 

RESPUESTA. En parte Roberto Bolaño tenía razón y eso que él fue un privilegiado porque le publicaron mucho. En España es muy difícil vivir de la escritura, salvo cuatro engrandecidos; el resto vive de los libros que vende, de las conferencias, artículos en los periódicos, en las revistas… En mi caso es un gozo escribir.

La mayor muestra de orgullo de ser profesor es que por mí algunos alumnos han estudiado Lengua y Literatura y se han encaminado por la senda de la escritura. Es una inmensa satisfacción

 

PREGUNTA. Pero no solo eres escritor. Licenciado en Filosofía y Letras, también has ejercido la docencia en las asignaturas de Lengua y Literatura española durante muchos años. Como se puede comprobar, toda tu vida ha girado en torno a la Literatura. ¿Qué es lo que recuerdas con más cariño de tus años de docente? ¿Fue una labor placentera? 

RESPUESTA. Yo he sido un profesor muy agradecido porque he hecho lo que más me gustaba. He ayudado mucho a mis alumnos, y por ello he recibido muchas muestras de cariño y de reconocimiento. Ahora bien, la mayor muestra de orgullo de ser profesor es que por mí algunos alumnos han estudiado Lengua y Literatura y se han encaminado por la senda de la escritura. Es una inmensa satisfacción.

 

PREGUNTA. Desde tu experiencia, Germán, ¿cuál es la manera más acertada para que el alumno caiga embrujado ante el tesoro que la Literatura lleva dentro? 

 

RESPUESTA. Lo primero es que el profesor transmita la pasión por la LITERATURA. Si además tiene la suerte de ser escritor, se le presenta el camino medio andado. Es muy decisivo saber aconsejar a los alumnos los libros adecuados a sus gustos y a su forma de entender la vida, libros que les empapen de gozosas vivencias. Ya llegará el tiempo y la ocasión de leer El Quijote y a nuestros clásicos.

Los cursos de creación literaria ofrecen las herramientas para iniciarse en la escritura; esto no quiere decir que todos los que se apuntan a un curso de creación literaria se conviertan en escritores.

 

PREGUNTA. Aparte de las clases en centros reglados, además has impartido talleres y cursos de creación literaria y producción de textos, e incluso has liderado clases de animación a la lectura. Hay muchas voces que aseguran que no se puede enseñar a escribir ni a convertirse en escritor. ¿Qué puedes decir sobre este debate, Germán? 

 

RESPUESTA. Es muy difícil enseñar a un burro a escribir, pero a garabatear con esfuerzo y dedicación, se puede lograr. Los cursos de creación literaria ofrecen las herramientas para iniciarse en la escritura; esto no quiere decir que todos los que se apuntan a un curso de creación literaria se conviertan en escritores. Yo los veo muy útiles si están bien proyectados.

 

Con Saque de esquina en el Nuevo Estadio José Zorrilla

 

 

PREGUNTA. Muchos de tus libros han tenido la suerte de ser reeditados, pero sé que tienes especial cariño a uno de ellos: a la novela juvenil Saque de esquina (Ed. Anaya), que aún se sigue leyendo en los institutos. ¿Por qué crees que este libro ha tenido y tiene tanto éxito? 

 

RESPUESTA. Porque aborda dos temas de vigente actualidad: la inmigración y el lenguaje futbolístico. Yo estuve de profesor en Melilla y pasé muchas veces a Marruecos, observé las inquietudes de los jóvenes y su deseo de pasar el charco. Todo lo que yo conté hace trece años se puede suscribir ahora mismo. Mis encuentros de autor con los alumnos de colegios e institutos siguen siendo muy gratificantes, engrandecen la labor del escritor.

 

PREGUNTA. Tu último libro publicado es la novela histórica La Sombra del Rey Doliente (Ed. Célebre), que consiguió ser Primer Finalista del I Premio Célebre Internacional. Llevas escritas muchas novelas históricas, ¿por qué te interesa tanto este género? ¿Qué aporta al conjunto de tu obra esta nueva novela?

 

RESPUESTA. He escrito también novelas detectivescas. Es cierto que últimamente solo escribo novelas históricas porque es un género con el que me siento muy identificado, siempre me ha gustado la Historia, en especial la parte de documentación y de información que aporta.Yo creo que lo más sobresaliente en mi última novela La sombra del Rey Doliente, aparte de la documentación sobre Enrique III el Doliente, es la técnica narrativa que empleo. La novela se apoya en tres estructuras narrativas cohesionadas: el relato en 3ª persona, el diario escrito por Enrique III y las conversaciones entre el consejero y el soberano. Los miembros del jurado destacaron especialmente mi forma de narrar.

 

Tomates de la cosecha del autor 

 

 

PREGUNTA. Otra de tus pasiones, aparte de la Literatura, es el campo. Eres un experto en setas y en su recogida, y también en el cultivo de tomates. ¿Hay muchas semejanzas en cultivar la tierra y en cultivar la escritura? Cuéntanos un poco también por qué te interesa tanto el tomate y no otro tipo de cultivo. 

 

RESPUESTA. Ya lo dijo Pablo Neruda en La oda al tomate:

La insigne plenitud

Y la abundancia

Sin hueso,

Sin coraza,

Sin escamas ni espinas,

Nos entrega

El regalo

De su color fogoso

Y la totalidad de su frescura.

 

El tomate y la buena literatura están íntimamente unidos, los dos tienden hacia la excelencia. Cebollas, lechugas, patatas… cualquiera los cultiva, pero unos tomates excelentes, eso es otro placer. Yo hago los semilleros en casa con muchas clases de tomates: mar azul, cheroky, corazón de buey, Otelo, tres cantos, pata negra, verdes (tigres), Crimea, raf, rama, cherry… Y luego los trasplanto a la tierra. Los mimo mucho, hasta los canto, y luego son muy agradecidos.

 

PREGUNTA. Miremos al futuro, Germán. ¿Qué planes tienes en relación con la Literatura? ¿Habrá pronto nuevo libro? Y en su vida personal, ¿qué hará Germán Díez en los próximos años? 

 

RESPUESTA. Estoy corrigiendo una novela ambientada en el Siglo de Oro, que es la época histórica más floreciente desde el punto de vista literario.  Cuando la termine, la enviaré a un concurso literario, y si no tengo éxito, la moveré luego en varias editoriales. Tengo además un guion ambientado en la 2ª mitad del siglo XIX, la época de los grandes escritores realistas, y no tardaré mucho en meterme con él.Personalmente espero seguir escribiendo y publicando y disfrutar con el huerto. Cada año incorporo algún cultivo nuevo. Este año, por ejemplo, he plantado piparras y ya tengo las primeras muestras.

 

PREGUNTA. Para finalizar, Germán, quiero hacerte la pregunta con la que siempre cierro todas las entrevistas de este espacio llamado TRAMO SEÑALIZADO. CONVERSACIONES CON PERSONAS APASIONADAS CON SU OFICIO. Germán, ¿vale realmente la pena apostar por lo que eres? ¿Por la vocación que explica la vida de cada cual? 

 

RESPUESTA. Yo he tenido dos objetivos muy marcados en la vida: ser profesor de Lengua y Literatura y escritor. Me he empeñado en lograr ambos. El primero creo que lo he conseguido con dignidad; el segundo estoy en camino porque aspiro a seguir publicando libros, porque me han dado muchas satisfacciones. Mi vocación literaria se halla suficientemente compensada después de 57 libros publicados que dan sentido pleno a mi vida, no obstante espero aumentar la lista.

Nada es comparable a ver mi obra traducida a otros idiomas

 

                                               Por Jorge Alonso Curiel


Sobre esta noticia

Autor:
Alonso Curiel (39 noticias)
Visitas:
81
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.