Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dreyfusard escriba una noticia?

El Triunvirato Zucolillo- Lugo - Rubin y el periodismo de Cuarta

19/09/2011 21:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El poder mediático, pisando sobre el servilismo del periodismo venal, impuso el maccartismo hollando su propia propaganda

Http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/74749/el-triunvirato-zucolillo-lugo-rubin-y-el-periodismo-de-cuarta

El legendario portero paraguayo José Luis Chilavert protagonizó días atrás una dura polémica con un comentarista deportivo paraguayo al cual tildó de “periodista de cuarta”, cuando intentando silenciar las denuncias del ex futbolista, el comunicador lo tildó de soberbio. “Humildad no es sumisión” respondió tajante Chilavert, quien por estos días será galardonado con el Record Guiness como el arquero que más goles convirtió en un partido de fútbol en toda la historia de este deporte.

Mucho antes de que Chilavert endilgara ese mote al hombre de prensa, el periodista independiente Nemesio Barreto Monzón había publicado un interesante libro titulado “Periodismo y Servilismo” donde describía la forma en que unos contados personajes enriquecidos al amparo de la dictadura neo nazi de Alfredo Stroessner, seguían manejando la agenda mediática e incluso política del Paraguay hasta el día de hoy.

El surgimiento del supuesto “fenómeno político” representado por el cura Fernando Lugo, su falaz campaña proselitista bajo las banderas del marxismo bolivariano y la teología de la liberación, que culminaron en un abrupto giro hacia la derecha al llegar al gobierno, es apenas una muestra de la forma en que este poder mediático articulado en el periodismo servil puede estafar no sólo a la ciudadanía paraguaya, sino incluso a la opinión pública mundial.

Enceguecidos por el poder mediático

A través de Diario Siglo XXI desvelé en dos artículos recientes la forma en que USAID maneja con sobornos a las instituciones y medios de Paraguay.

(Ver http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/74653/lugo-agudizando-adiccion-a-usaid y http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/74285/paraguay-de-lugo-bajo-el-imperio-soberano-de-usaid)

Es más, hace poco más de un año publiqué un artículo titulado "Gobierno paraguayo de Fernando Lugo prohibió mencionar a Hugo Chávez", publicado por decenas de sitios en Internet, que sólo en el sitio chavista Aporrea superó las 30.000 lecturas.

La publicación demuestra de que apesar de que la prensa venal paraguaya intentó engañar sobre el cura Fernando Lugo, y contó para ello con la complicidad de parte de la prensa militante de izquierdas de Latinoamérica, tanto Wikileaks como el sitio chavista Aporrea siempre estuvieron al tanto de su verdadera identidad política.

(Ver enlace:

http://www.aporrea.org/internacionales/n155916.html)

En ese artículo demostrábamos que el “izquierdista” Lugo en realidad era una creación imaginaria de dos reputados publicistas de Stroessner, Aldo Zucolillo y Humberto Rubin. Aldo Zuccolillo, antiguo propagandista de la dictadura de Stroessner y operador del Plan Cóndor devenido en ficha del National Endowment for Democracy en las postrimerías de su régimen, y el ex animador del cumpleaños de Stroessner que siguió el mismo rumbo que el anterior, Humberto Rubin, hoy manejan la agenda mediática y política del gobierno arzobispal.

Aunque estos empresarios-periodistas pretendan presentar al luguismo como una entelequia ajena a sus intereses, en realidad ellos mueven la agenda política del gobierno y cuentan para ello, con el beneplácito del mismo cura-presidente.

Aunque Lugo y sus secuaces pretendan presentar constantemente sus permanentes medidas derechistas en el gobierno como producto de una “presión” de este poder mediático, lo cierto y concreto es que existe un contubernio entre ellos de vieja data y como lo testimonia Hortensia Morán, en realidad trabajan en equipo y con una misma ideología.

Las últimas noticias sobre los pactos de Lugo con la ultraderecha actúan en el mismo sentido.

Wikileaks había desatado antes el escándalo al demostrar que Lugo en realidad era considerado un futuro aliado por Estados Unidos durante su campaña, y que una vez en el poder solicitó en secreto innumerables favores a la embajada yanqui, como equipos de espionaje telefónico para vigilar a sus adversarios.

El posterior libro publicado por sus ex aliados marxistas que hoy constituyen la guerrilla del EPP enfrentada a su gobierno, califica al cura como “el mulo de la oligarquía”, y desnuda la verdadera naturaleza reaccionaria de quien fuera presentado como “obispo de los pobres marxista y bolivariano”.

Pactos con la ultraderecha como guinda de la torta

Por si faltaran paradojas que señalar, los pactos de Fernando Lugo con la ultraderecha quedaron en evidencia en la última semana.

La manera en que se dieron los votos en el Senado sobre el proyecto de enmienda para eliminar la senaduría vitalicia evidenció el pacto entre Fernando Lugo y Nicanor Duarte Frutos del 2008.

Paralelamente, salió a luz la estrecha relación entre Fernando Lugo y el cura Lino Oviedo.

El líder de Unace, Lino Oviedo, incluso le habría solicitado al presidente Fernando Lugo el cargo de ministro de Defensa para un correligionario, señalaron fuentes del mismo gobierno.

Sería apenas la guinda de la torta para el falso teólogo de la liberación, de quien hoy ni siquiera Leonardo Boff quiere hacerse cargo, quien ya evidenció sus compromisos con sus publicistas de ultraderecha y la embajada norteamericana hasta el hartazgo, e incluso se constituyó en aliado fundamental del Plan Colombia en el Cono sur. “La cooperación colombiana con Lugo seguirá” anunciaron las fuentes diplomáticas a través de los medios, con motivo de la visita al Paraguay de Álvaro Uribe para reunirse con el cura.

La creación así de un gobierno derechista, represor, neoliberal y aliado a la embajada norteamericana y a Colombia, que logra pasar como izquierdista, marxista y bolivariano a través de ciertos medios, podría ser considerada como la osada obra del actual triunvirato Lugo-Zucolillo-Rubin. Cuyo poder omnímodo no hubiera sido posible, por supuesto, sin el abyecto periodismo de cuarta del que habló José Luis Chilavert.


Sobre esta noticia

Autor:
Dreyfusard (143 noticias)
Visitas:
443
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.