Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

El tutelaje de Donald Trump hacia Moscú y Ucrania por el gas sólido y de Bering

16
- +
06/10/2019 17:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Agua potable, gas y petroleo, cacao y café, las claves del nuevo dominio

La Tecla Fértil

El espacio prosoviético debe propagar un nuevo mensaje y hay una novedosa argumentación del presidente Vladimir Putin para llevar al poder nuevas generaciones, donde se manifiesta un criterio libre para el desarrollo empresarial, humano, industrial, lingüístico y cultural. A la vez, se quiere una Ucrania más democrática, moderna y, que se justifique su actuación política ante el mundo.

De momento, es constatable una radical diferencia de estilo entre el líder ucraniano y el ruso. Si los estilos reflejan contenido y son algo más que posicionamientos para futuras negociaciones, Putin y Zelenski están en las antípodas o incluso en dos planetas y dos tiempos históricos diferentes. Así parecen indicarlo varios temas al filo de la actualidad en los que ambos se han expresado desde principios de mayo.

Con ocasión de las conmemoraciones de la Victoria sobre el nazismo (9 de mayo), el líder ruso estableció una conexión entre quienes aniquilaron el nazismo en nombre de la “Patria” ("Otechestvo" con mayúsculas y utilizando este término para designar la URSS), y las “victorias de los soldados rusos en nuestros días”. Las experiencias de la Segunda Guerra Mundial son, para el presidente ruso, la “principal garantía de que las armas rusas son invencibles y fiables”.

Zelenski en cambio abordó la contienda desde la óptica de la reconciliación, —también por la patria de forma implícita—, pero, a diferencia de Putin, lo hizo desde una perspectiva de tragedia y drama en el presente. Nieto de un combatiente soviético en esa guerra, Zelenski se reunió con un capitán de infantería de Marina de la URSS que luchó en aquella contienda. En su cita con el centenario y condecorado Iván Zaluzhni, la información oficial distribuida por la presidencia ucraniana hacía constar lacónicamente que el capitán perdió a su “único nieto”, Iván Gutnika-Zaluzhnii, en la “guerra” en Donbás.

Utin se refirió a la contribución a la victoria de Kiev como “antigua ciudad rusa”, pero Zelenski puntualizó que “la contribución de los ucranianos a la victoria fue enorme” y que “nadie tiene derecho a privatizarla (la victoria)”. Ambos, Putin y Zelenski, se implicaron personalmente en la conmemoración de la fecha histórica. El primero portó un letrero con la foto de su padre en la marcha del “regimiento inmortal” en Moscú, el segundo acudió a la tumba de su abuelo combatiente, Semen Zelenski.

Al triunfo contra el nazismo, Zelenski ha añadido una dimensión nueva. Se trata de la “reconciliación” entre quienes defendieron a la URSS y quienes defendieron a la Ucrania nacional. De ahí que, el nuevo líder se diera cita no solo con el veterano capitán soviético, sino también con Paráskeva Zelenchuk-Pitiak, una anciana que, cuando tenía 13 años, fue correo e informadora de la UPA (Ejercito Insurgente Ucraniano, la guerrilla nacionalista fundada en 1942, que luchó contra los alemanes y también contra la URSS). Zelenski apareció fotografiado entre ambos y los dos supervivientes se dieron la mano.

Pero, más allá es sorprendente la renovación de Rusia de parte de Putin, ahora unida al brazo del presidente bolivariano Hugo Chávez Frías. Es capacidad de lucha y economía de guerra y resistencia, ahora, todos los ciudadanos del mundo pueden residenciarse y visitar a Moscú y observar sus avances en la tecnología y, los ucranianos pueden viajar bajo nuevas determinaciones diplomáticas a sus vecinos.

Hay que dejar las ironías a un lado. Ocurrencias que maltratan a un pueblo y, debemos ser cautelosos para evitar nuevas penalizaciones internacionales. En este sentido, debe respetarse la opinión de cada ciudadano y dejar de ser bromista, el mundo político refleja una realidad, muy diferente a la rutina de cada ciudadano. Putin y Trump conversan animadamente por una mejor consecución económica.

Hay un criterio cierto, la política expansionista de Moscú se ha consolidado y ha llegado hasta Argentina, llevando el visto bueno de los electores que en el pasado configuraban dos grandes zonas distintas y representativas de dos concepciones diferentes del Estado.

Por su parte, Zelenski desea un nuevo enfoque político, donde los ucranianos estén casa. Un alto al fuego y la disputa.

El paisaje político de Ucrania se configura en torno a un presidente que habrá de demostrar su capacidad de formar un equipo eficaz y su habilidad para imponerse a los oligarcas, incluido el que ha sido considerado su patrón financiero,

Cabe pues esperar un nuevo “reformateo” de los partidos y bloques para adecuarse a las nuevas condiciones, es el momento de las grandes coaliciones, más allá de una historia política.

Pero, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha instado a las autoridades ucranianas y chinas a iniciar una "gran investigación" sobre las presuntas irregularidades cometidas por el exvicepresidente Joe Biden y su hijo, Hunter, a pesar de que precisamente sus supuestas presiones sobre este tema sirven como munición a los demócratas para un posible juicio político. "Creo que, si fuesen sinceros sobre el tema, iniciarían una gran investigación sobre los Biden", ha dicho Trump,

Los demócratas de la Cámara de Representantes emitieron citaciones el lunes al abogado del presidente Donald Trump, Rudy Giuliani, para que entregue documentos relacionados a la investigación de los tratos del mandatario con Ucrania.

Las comisiones de Inteligencia, Asuntos Exteriores y para la Supervisión y Reforma de la cámara baja anunciaron las citaciones mientras examinan los intentos de Trump por forzar al gobierno ucraniano a iniciar una investigación de su rival político Joe Biden y sus familiares.

Si la Cámara de Representantes aprueba cargos para iniciar un juicio político, que hasta ahora no ha sido redactado, estos sumarios, luego serían enviados al Senado para el juicio. McConnell indicó que no tiene los 67 votos para cambiar las regulaciones. Pero dejó a interpretación a qué se refería con aceptar el asunto. Esas intrincadas cuestiones procesales podrían afectar el futuro político de Trump y la elección presidencial y legislativa del próximo año. Los demócratas han iniciado una labor coordinada en materia política, publicitaria y de sondeos con el objetivo de evitar que las represalias en los distritos más disputados les cuesten su mayoría en la Cámara de Representantes.

El presidente,  dejó entrever que tocó el tema del exvicepresidente Joe Biden y su hijo durante una llamada telefónica con el nuevo mandatario ucraniano hace algunas semanas, en momentos en que los demócratas presionan por iniciar una investigación sobre si Trump hizo uso indebido de su cargo para intentar obtener información perjudicial de un rival político.

Trump dijo a los reporteros que su llamada telefónica del 25 de julio con su contraparte ucraniano Volodymyr Zelenskiy fue para “felicitarlo” y se centró en la corrupción en aquel país de Europa del este. En sus declaraciones a la prensa, puso a Biden como ejemplo, aunque no hay pruebas de irregularidades por parte de Biden ni de su hijo Hunter, quien pertenecía a la junta directiva de una compañía de gas ucraniana.

“Fue principalmente sobre el hecho de que no queremos que nuestra gente, como el vicepresidente Biden y su hijo, aporten a la corrupción existente en Ucrania”, dijo Trump al salir de la Casa Blanca en un viaje rumbo a Texas.

Biden, quien es uno de los principales aspirantes a la nominación presidencial demócrata, acusó a Trump de un ataque político sin fundamentos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien se ha rehusado a ceder ante la presión de llevar a Trump a un juicio político por las transgresiones previas del presidente, dijo que a menos de que Maguire proporcione información al Congreso, los funcionarios gubernamentales “presentarán un nuevo y grave capítulo de ilegalidad que nos llevará a una etapa completamente nueva de la investigación”.

�Adonde ir?

Hunter Biden participó del directorio de una empresa energética de propiedad de un empresario ucraniano, justo en momentos en que su padre ejercía como vicepresidente de EE.UU. y tenía influencia sobre la política de Washington en Ucrania. Trump ha dicho que hay corrupción y quiere que se investigue la destitución del fiscal Viktor Shokin en marzo de 2016, que investigaba casos de corrupción en Ucrania, en la empresa donde trabajaba Hunter Biden. Según Rolling Stone, Biden fue uno de los que presionó para que Shokin fuera removido del cargo. Aunque un funcionario dijo a CNN que la investigación ya había sido suspendida cuando Biden presionó.

Fue la llamada entre Trump y Zelensky el 25 de julio la que despertó la preocupación de un funcionario de inteligencia,  cuya identidad se desconoce, que realizó una denuncia dando a conocer este incidente. Lo que dice la denuncia no ha sido compartido con el Congreso. El padre de la Constitución argentina, Juan Bautista Alberdi en su libro “El Crimen de la Guerra “ escrito en 1872 afirma que “las guerras serán más raras a medida que la responsabilidad por sus efectos se hagan sentir en todos los que las promueven y las incitan”, con lo que se anticipa en casi un siglo al final de la escalada nuclear que tuvo su punto de inflexión en la Crisis de los Misiles de Cuba y que culminó con la firma por Kennedy y Jrushchov del Acuerdo de Suspensión de Pruebas Nucleares (1962) y la implementación de la Doctrina de la Coexistencia Pacífica, Sin embargo, el actual escenario teleonómico provocará el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría EE.UU.-Rusia, teniendo de nuevo a la Crisis de los Misiles como ojo palindrómico y a Ucrania, Siria y Venezuela como víctimas colaterales.

La irrupción mediática de Edward Snowden, ex-técnico de Booz Allen, sub-contrata de la CIA, confesando ser el autor material de las filtraciones a The New York Times y The Guardian sobre el programa PRISM (espionaje de las telecomunicaciones a cargo de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), habría desatado todas las alarmas en la CIA ante el peligro evidente de destapar los secretos inconfesables de los sótanos secretos del establishment.

Putin habría jugado con maestría sus bazas y tras conceder a Snowden el asilo temporal, apareció ante el Mundo como adalid de la defensa de los Derechos Humano, diluyendo de paso su imagen de represor en el conflicto checheno, aunque consciente de la nueva dinámica acción-reacción propia de escenarios de Guerra Fría en la que verán envueltas las relaciones ruso-estadounidenses a partir de este momento.

De esta manera, el gas y el agua potable cobra una gran significación para la historia política del nuevo orden territorial internacional.

Así, la nueva geopolítica rusa en Oriente Próximo pasaría por un decidido apoyo al régimen sirio de Al-Assad para asegurar su presencia en un área vital para el control del Mediterráneo Oriental. Así, según la agencia Itar Tass, Rusia reforzará su base naval en el puerto sirio de Tartús con el objetivo de resucitar la extinta Flota del Mediterráneo, (disuelta en 1992 tras la extinción de la URSS) y cuya columna vertebral estará formada por la Flota del Mar Negro, la del Norte y la del Báltico y se verá complementada según el diario Al-Quds Al-Arabi con la futura base militar de Jableh en el noroeste de Siria, mucho más sofisticada que la anterior.

En el 2016, Donald Trump presionó los límites de conducta de la presidencia estadounidense. En su campaña para la reelección, parece dispuesto a romperlos. Y esta vez, tiene a su favor el poder del máximo cargo ejecutivo de la nación, con su inigualable influencia y recursos. Y su más reciente provocación — presionar a un líder extranjero para que investigue a un rival político — sugiere que Trump no ve problema alguno en usar los poderes de la presidencia para avanzar sus intereses particulares.

Su conducta presagia una agria campaña electoral, no importa quién será el candidato de los demócratas. Si bien en el 2016 Trump demostró que los insultos personales y la expresión de falsedades pueden llevar a la Oficina Oval, todo indica que habrá más de lo mismo en el 2020. Para los demócratas, esta realidad presenta un dilema: Si bien están más conscientes que antes sobre la eficacia de las tácticas de Trump, no están decididos sobre cómo contrarrestarlas, ni sobre quién será su abanderado para la tarea. Si eligen darle batalla frontal, arriesgan hundirse a su nivel y legitimar sus ofensas. Si lo ignoran, corren el riesgo de que sus argumentos marquen la pauta, especialmente en los medios de comunicación de derecha.

Los demócratas admiten que Trump es muy hábil en fijar la agenda del debate político y en descarrilar a sus rivales.

“El gran talento político de Donald Trump es que te arrastra al fango y te obliga a estar todo el día, todos los días, respondiendo am su más reciente ofensa, defendiéndote de sus acusaciones absurdas e infundadas”, estimó Dan Pfeiffer, quien fue asesor de Barack Obama.

Es en ese lugar donde está ahora el ex vicepresidente Joe Biden, respondiendo preguntas sobre el trabajo que hizo su hijo Hunter para una compañía de gas de Ucrania en momentos en que su padre encabezaba los esfuerzos para apoyar diplomáticamente al frágil gobierno de ese país. No hay evidencia de ilegalidad alguna ni de Biden ni de su hijo, quien ya no trabaja en esa empresa. Sin embargo, Joe Biden pasó todo el fin de semana en Iowa respondiendo preguntas sobre el tema y llamando a los reporteros a enfocarse en Trump.

Lo cierto, es que Putin y Trump junto al presidente de Corea del Norte seguirán hablando y sacando conclusiones que hacer con el gas, agua potable y petróleo de las colonias bajo una estrategia de convalidar a China algunas concesiones económicas, mientras Snowden es la única victima junto a Assange por tontos y delatores, uno libre y cautivo en Rusia.

“Pregunta usted las preguntas correctas”, le dijo Biden a un reportero que le preguntó cuántas veces había hablado con su hijo sobre sus negocios en Ucrania.

A decir verdad, el caso Ucrania-Biden bien podría crearle problemas políticos a Trump. El asunto es parte de una denuncia oficial que la Casa Blanca se ha negado a divulgar al Congreso citando privilegio ejecutivo. Los demócratas en el Congreso, cuyos pedidos de información han sido ignorados por la Casa Blanca en numerosas ocasiones, están encolerizados y muchos de ellos han pedido iniciar un proceso de juicio político al mandatario.

El representante Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia de la cámara baja quien hasta ahora ha sido renuente a iniciar una impugnación, declaró que este caso “podría haber cruzado el Rubicón”.

Trump y su campaña llevan meses tratando de sembrar dudas sobre Biden y su hijo, a sabiendas de que el ex vicepresidente sería un potente candidato rival en las elecciones, dado el apoyo que Biden tiene entre los votantes de clase obrera que abandonaron a los demócratas y votaron por Trump en el 2016. Rudy Giuliani, el abogado personal de Trump, ha admitido públicamente que les pidió a dirigentes ucranianos investigar a la familia Biden.

Pero, más allá va el gas que llega a la Unión Europea. Hay incertidumbre y los analistas comienzan a opinar, dándose las alertas necesarias. Los problemas entre Ucrania y Rusia podrían tener un importante efecto en el suministro energético. Hay que recordar que aproximadamente una cuarta parte del gas que consume la Unión Europea procede de Rusia. Por ello, por un lado, podría haber problemas si Rusia corta el suministro de gas ante las presiones internacionales y sanciones como la expulsión del G-8. El país ya ha acometido cortes en la distribución del gas en otros momentos como en 2006 y 2009. Además, el gas que proviene de Rusia debe atravesar Ucrania para llegar a Europa, por lo que si el territorio estuviera en conflicto también podría haber problemas de distribución.

Santiago Carbó, catedrático de Economía de la Bangor University (Reino Unido) y de la Universidad de Granada e investigador de Funcas explica que "en principio, el conflicto afecta a los países con mayor dependencia energética y esto se ha hecho palpable en las subidas de precios de petróleo y gas. El impacto sobre el precio del gas, en particular, puede ser bastante significativo".

"Aunque en una situación política y social tan delicada resulta algo frívolo utilizar sólo como referencia el impacto económico, éste puede ser muy importante en lo que se refiere a los precios de la energía", añade este experto. Eso sí, es cierto que ante problemas pasados la Unión Europea ha tratado de diversificar sus fuentes energéticas y de crear depósitos de gas para afrontar momentos complicados, por lo que en estos momentos la dependencia de la compañía rusa Gazprom es algo menor.

Al considerar la política exterior europea, tanto desde la perspectiva institucional como operativa, debemos tener en cuenta las características del momento y cómo se presenta el futuro. Muchos de los riesgos a la seguridad de hoy son globales, como los ciberriesgos o el terrorismo transnacional, y no se pueden afrontar, de manera completa y eficaz, desde la soberanía nacional.

El escenario ha cambiado sustancialmente desde los albores de la Unión Europea. Muchos países que han emergido en los últimos años ya superan en población, territorio y crecimiento económico a los países de la UE. Todos quieren participar en la toma de decisiones globales e incidir en el desarrollo de los acontecimientos. Ante esta realidad los países europeos deben ser conscientes de que, para ser un actor internacional, la UE tiene que actuar unida, con una sola voz. Si cada Estado miembro actúa de manera individual, Europa se verá relegada al papel de mero espectador ante los grandes acontecimientos mundiales, sin capacidad ni fuerza suficiente para influir en ellos.

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

Una sumatoria de Verdades, lo vienen anunciando Maria Corina Machado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1190 noticias)
Visitas:
42
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.